León-Vigo, “principal eje” del Corredor Atlántico de mercancías en el noroeste

Fotografía: Europa Press

El plan director del Corredor Atlántico prevé 3.558 millones de euros para la zona noroeste: 1.293 en renovaciones y 2.265 para obras de nueva construcción. En el último acto conjunto, Galicia, Asturias y Castilla y León presentaron un estudio que estimaba en unos 3.1000 millones los fondos necesarios para modernizar su tren.

De acuerdo con la presentación del plan director, celebrada este miércoles en Madrid, el cuadrante noroeste recibirá 370 millones de euros durante este año 2019, que se invertirán en actuaciones en tramos de vía.

Además, la explicación del Ministerio de Fomento recoge a León-Vigo como el “principal eje del Corredor Atlántico de mercancías en la zona noroeste”, pues “supone una de las dos conexiones ferroviarias de Galicia con el centro peninsular y conecta Ponferrada, Astorga y León”.

Para este eje León-Vigo, de 420,2 kilómetros, establece que se dedicarán 650 millones de euros, en actuaciones como renovación de superestructura, racionalización de estaciones, ampliación de vías de apartado a 750 metros, adecuación de gálibos y modernización de las instalaciones de seguridad y comunicaciones.

“El objetivo para 2025 sería contar con un moderno corredor de mercancías apto para trenes de 600-750 metros”, apunta el departamento de José Luis Ábalos.

Vigo-A Coruña

Mientras, Vigo-A Coruña aparece como “principal eje de transporte ferroviario de viajeros y mercancías en Galicia”. Formado por el eje atlántico y tramos en explotación del trazado antiguo, el ministerio apunta que son 210,7 kilómetros y programa para ellos 70 millones de euros, para mejora de las instalaciones de protección civil y renovación y electrificación de los tramos de antiguo trazado que dan servicio de proximidad.

“Con esta actuación”, según Fomento, “se conseguirá una homogeneidad de la explotación en el eje atlántico, ya que no se precisaría ya material diésel en Galicia”.

Como actuaciones complementarias al corredor, el plan contempla la conexión del puerto de Ferrol y su uso como red de proximidad del área metropolitana A Coruña-Ferrol, conectada a la línea de altas prestaciones del eje atlántico.

Para estos 245 kilómetros habrá 296 millones, en las mismas obras previstas para el eje León-Vigo. “Galicia puede convertirse en la primera comunidad autónoma de España con todas sus líneas electrificadas a 25 kv, lo que representa una ventaja funcional considerable”, resalta el departamento.

Entre las principales funcionalidades identificadas para su mejora, en la zona noroeste, el ministerio apunta a la electrificación de conexión con Portugal en Tui y tramos antiguos del eje atlántico, el eje León-Vigo por el aumento de longitud de trenes y adecuación de gábilos y el eje Monforte-Ferrol/A Coruña para el aumento de longitud de trenes, adecuación de gábilos y electrificación.

Además, en las prioridades para el periodo 2019-2025, marca León-Vigo, Vigo-A Coruña y actuaciones complementarias en lo referido al noroeste, donde especifica la infraestructura logística, dividida entre la Red TEn-T Global y la Red TEN-T Básica.

Nodo de Monforte

Especifica, por último, que los nodos de León y Monforte de Lemos (Lugo) son propiedad de Adif y que tienen una doble función: ‘hub’ para las empresas ferroviarias y terminal intermodal.

Adif propone en este punto un modelo colaborativo de promoción/gestión/explotación, con colaboración pública en la promoción e iniciativa privada en explotación. “El desarrollo de estos nodos se ajustará al interés empresarial y la demanda del transporte”, indica.

En la propuesta de modificación del Corredor Atlántico a la red básica, llama la atención sobre que las comunidades de Navarra, La Rioja, Cantabria, Asturias y Galicia (por las que no discurren corredores) suponen el 18,28% de la población y el 16,93% del PIB.

Así, los nuevos nodos incorporados por el Ministerio de Fomento incluyen Ourense, Vigo y A Coruña, en lo que respecta a la comunidad gallega.

No hay comentarios