«El cierre de Compostilla es una decisión equivocada y no meditada»

Así lo ha afirmado Del Olmo, que considera que la compañía eléctrica ha sido "arrastrada"

FuenteEuropa Press

La consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, cree que el cierre de la central térmica de Compostilla a lo largo del año 2020, noticia que ha sido notificada oficialmente este miércoles por Endesa, se debe a una decisión «equivocada» y «no meditada» del Gobierno de España.

Así lo ha afirmado Del Olmo, que considera que la compañía eléctrica ha sido «arrastrada» a realizar dicho cierre por parte del Gobierno ya que «le ha hecho dar los pasos precisos para que adoptara esta decisión con la subida del precio del carbón y la rebaja del impuesto del gas». Además, ha calificado de «muy precipitadas» las declaraciones y decisiones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Sin embargo, la consejera ha reconocido que Endesa ha informado a la Junta sobre cuál era la realidad en todo momento y la medida que iban a adoptar. Ante esta situación, ve «difícil» revertir el cierre de la fábrica y ha exigido al Gobierno Central buscar «alternativas industriales potentes» para dar «esperanza» a los trabajadores afectados.

En ese sentido, Del Olmo ha asegurado que la propia empresa ha confirmado a la Junta que se ha planteado ya otras alternativas para seguir con el funcionamiento de la central de Compostilla.

Por otro lado, la consejera se ha cuestionado sobre qué va a ocurrir si se realiza el cierre de todas las térmicas que actualmente «producen el 20 por ciento de la energía nacional».

Por ello, no ve como una alternativa más beneficiosa la construcción de nuevas centrales de gas que supondrían inversiones «extraordinarias» para el Gobierno, mientras que, por ejemplo, invertir en la desnitrificación de las térmicas sería «más barato» .

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha asegurado que la Junta de Castilla y León intentará trabajar conjuntamente con Endesa para que haga inversiones y no abandone la central térmica de Compostilla.

Así lo ha asegurado Del Olmo este miércoles antes de reunirse con el Comité de Empresa de la central térmica y los representantes de sus compañías auxiliares y después de mantener un encuentro con los alcaldes de los municipios afectados por el cierre de explotaciones mineras y centrales térmicas.

Al respecto, la consejera ha señalado que ha acordado con los regidores de los municipios pedir a Endesa actividad económica «suficiente» para que las empresas auxiliares puedan quedarse en la zona. Para ello, propone la búsqueda de «alternativas» que se basen en las energías renovables.

En ese sentido, Del Olmo ha confirmado que Endesa está en disposición de sentarse a dialogar y buscar esas alternativas que permitan mantener la actividad laboral en la central térmica de Compostilla «si no es con la del carbón, que sea con otra»; ya que «cuando desaparezcan las centrales térmicas y nucleares no va a haber suficiente producción de energía para abastecer toda la demanda nacional».

Asimismo, la consejera ha exigido tanto a la empresa responsable como al Gobierno actuaciones «inmediatas» para mantener la actividad de la central térmica de La Robla ante la preocupación de que pueda ocurrir lo mismo que ha pasado con la de Compostilla.

No hay comentarios