Rocío Lucas asegura «normalidad» en el instituto de Valencia de Don Juan

La consejera de Educación ha respondido a la procuradora socialista sobre las incidencias del IES Fernando I

FuenteEuropa Press

La consejera de Educación de Castilla y León, Rocío Lucas, ha destacado la «normalidad» en el Instituto de Educación Secundaria Fernando I de Valencia de Don Juan (León) después de haberse corregido algunas incidencias o anomalías iniciales que se producen en el inicio de curso en diferentes centros.

Lucas, en el Pleno de las Cortes y en respuesta a una pregunta de la procuradora socialista Nuria Rubio, ha reconocido algunas «disfunciones» que se han solucionado con medidas adoptadas al igual que en otros centros y ha recordado que en Castilla y León hay 348.000 alumnos y 27.000 profesores, por lo que hay «multitud» de actuaciones para el inicio de curso ante incidencias y anomalías «que se corrigen con el tiempo».

Además, la titular de Educación ha defendido que las ratio que hay en este centro están ajustadas y las sustituciones de bajas se han hecho siguiendo los criterios que se utilizan en todos los casos, que dependen de la urgencia y las necesidades de los centros, además de llevarse a cabo mediante un procedimiento de concurrencia competitiva que garantiza sustituciones conforme a derecho.

Sin embargo, la procuradora socialista Nuria Rubio ha calificado de «auténtico caos» el inicio del curso en el instituto, algo que se inició en abril cuando se denunciaron recortes de personal sin justificación o disminución de alumnos y la posterior dimisión del director, que fue sustituido por otra persona procedente de otra comunidad autónoma, al igual que el jefe de estudios, algo que ha criticado.

Entre los problemas detectados ha apuntado la supresión de optativas, falta de apoyo a alumnos con necesidades especiales, la impartición de asignaturas sin profesor o conserjes sustituyendo a docentes, circunstancias que desembocaron en una huelga del alumnado y la posterior dimisión de la directora, que para «sorpresa» acabó en una plaza en un instituto de León que no se convocó.

Rubio ha añadido que la situación continúa en el centro, con desdobles de aulas con dos alumnos, peticiones a alumnos para cambiar optativas o cuatro bajas por estrés y depresión desde que se inició el curso lectivo.

A su juicio, todo ello «evidencia» el ataque «constante» a los servicios públicos por parte de la Junta, especialmente en las zonas rurales.

No hay comentarios

Dejar respuesta