Una experiencia inolvidable para descubrir un Camino de Santiago para todos

Hablamos del proyecto ‘Caminus’, tres valientes que recorrieron cerca de 800 kilómetros del Camino de Santiago en silla de ruedas. Una historia de superación y aventura durante 20 días para conseguir un gran reto solidario para las personas con diversidad funcional

FuenteCristina Álvarez Vallejo
Proyecto 'Caminus'

Valentía, aventura, superación y solidaridad son las claves para detallar el proyecto ‘Caminus’, una espectacular iniciativa de Rubén, José Ignacio y Miguel Ángel. Estos peregrinos decidieron emprender el Camino de Santiago desde Roncesvalles hasta Santiago de Compostela con sus sillas de ruedas eléctricas con el objetivo de ayudar y facilitar a las personas con diversidad funcional el Camino de Santiago a través de una guía con las rutas más accesibles.

La provincia de León es uno de los pilares del Camino de Santiago y ‘Caminus’ ha mostrado su experiencia por los municipios leoneses que les han dejado “sensaciones” de todo tipo. Los tres luchadores se adentraron en León y NoticiasCyL ha querido conocer los detalles de su aventura por tierras leonesas.

Pregunta: ¿Cómo comenzó el proyecto Caminus?

Respuesta: ‘Caminus, camino para minusválidos’ comenzó hace un año en una comida entre amigos después de que varios realizaron el Camino de Santiago a pie. Fuimos a Burgos y allí, Rubén me planteó en varias ocasiones que cuando íbamos hacer nosotros el Camino de Santiago. Después de mucho insistir, algo cambió en nuestras cabezas y ya empezamos a trabajar en el proyecto.

P: 20 días de Camino de Santiago…

R: Mucho antes de comenzar el Camino de Santiago, a mediados de octubre del año pasado nos pusimos en contacto con fabricantes de sillas de ruedas y con la Fundación Isabel Gemio para que el proyecto cogiese forma. A mediados de enero, la multinacional Sunrise Medical se comprometió como patrocinador en nuestro proyecto y gracias a tres sillas de ruedas de alta gama hemos podido llegar a Santiago. Ya el 25 de julio nos pusimos en macha desde Roncesvalles y aterrizamos en Santiago el 13 de agosto.

P: Mientras realizabais el Camino llevaban a cabo una guía con puntos negros en cuanto a la accesibilidad ¿se la entregabais al propio municipio?

R: Durante el camino, no solo nos fijábamos en los municipios, sino que llevamos a cabo un pequeño repaso sobre los impedimentos que encontrábamos en nuestro recorrido y ofrecer un camino alternativo por donde poder acceder.

«La gente de León es encantadora y tuvimos una experiencia increíble»

P: Vuestra ruta pasó por la provincia de León, ¿tuvieron buena acogida entre los leoneses?

R: En general tuvimos muy buen acogida, la gente es encantadora y tuvimos una experiencia increíble. Sin centrarnos en ningún municipio concreto, lo que si podemos destacar en cuánto a accesibilidad, es que es curioso que en algunos puntos del Camino de Santiago están adaptados, pero no son accesibles. Por ejemplo, en alguna zona donde aparece una señal para indicar que el Camino continúa por esa zona te encuentras un gran escalón y no puedes meterte en el camino. Estos lugares que van paralelos a la carretera, vemos que se podría ir perfectamente con las sillas de ruedas sin ningún inconveniente. Cuando la carretera corta el camino, volvemos a encontrarnos con la misma situación. En esas entradas y salidas del Camino es donde hemos encontrados los mayores problemas en la provincia de León. Tampoco es que nos hayamos encontrado con una orografía montañosa complicada, sino que lo peor han sido los accesos al Camino. Nos da pena que con un poco esté tramo estaría del todo adaptado.

P: ¿Cuáles fueron los puntos fuertes y los débiles de las localidades leonesas?

R: Nuestro paso por Sahagún fue asombroso por la estupenda bienvenida del Ayuntamiento que nos invitaron a inaugurar con nuestras sillas de ruedas la accesibilidad de La Peregrina. En otra localidad leonesa como La Virgen del Camino también tuvimos un trato muy especial por parte de los concejales que nos recibieron y nuestro paso por León capital fue bastante positivo.

Por otro lado, en Astorga  nos llevamos una sorpresa cuando nos dijeron que el Albergue Municipal era adaptado, pero el espacio habilitado era un antiguo garaje donde los peregrinos guardaban las bicicletas. El lugar tenía una entrada con cuesta y había dos colchones con dos somieres. Tenemos que aclarar que eso no es un espacio adaptado para minusválidos, eso es una habitación para salir del paso. Finalmente, nos alojamos en casa de unos señores de Astorga que nos trataron genial. Nosotros solo queríamos reivindicar que ese albergue no estaba adaptado para personas minusválidas cuando ellos afirmaban que sí. Por otro lado, el cambio de provincia entre Palencia y León no lo encontramos demasiado cuidado ya que algunos caminos estaban en mal estado y la culpa es de ambos. Es una pena que el  Camino de Santiago que es el evento más internacional de este país no esté un poco más cuidado. No queremos que nos asfalten el camino, solo pedimos que con muy poco el acceso sería para todos, para una persona a pie, en bicicleta o en silla de ruedas.

La app Caminus de Santiago estará disponible en octubre 

P: Caminus tiene un futuro…

R: Sí, ahora mismo estamos trabajando en una aplicación móvil. Estamos plasmando nuestros borradores para incorporar nuestra experiencia en la App Caminus de Santiago para que sirva de herramienta a otras personas que decidan, al igual que nosotros, realizar el Camino de Santiago. Estará disponible en el mes de octubre.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta