El vandalismo obliga a cerrar las piscinas de un municipio berciano

Se trata de la segunda vez este verano acceden a las piscinas municipales para ocasionar daños

FuenteRedacción
Imagen de archivo: Europa Press

Las piscinas de Cacabelos han sufrido un nuevo episodio de vandalismo que ha obligado a su cierre. El Ayuntamiento ha explicado que es la «segunda vez» este verano que un grupo de delincuentes acceden a las instalaciones para ocasionar desperfectos.

El Ayuntamiento informa a través de sus redes sociales que cerrarán las piscinas permanecerán cerradas hasta nuevo aviso. Los hechos han ocurrido en la noche del pasado domingo, 4 de agosto.


Al parecer, el sistema de bombeo ha sido el mayor perjudicado por estos vándalos ya que las bombas dejaron de funcionar y se inundó parte de las instalaciones. El Consistorio de Cacabelos avanza que las piscinas están cerradas ya que «no se ha podido subsanar los daños en el mismo día».

No hay comentarios

Dejar respuesta