Una glorieta para mejorar el acceso a la base de Ferral

La Junta ha invertido más de 238.000 euros

Suárez-Quiñones en León. Conde De Gazola / Europa Press

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha mejorado el acceso a la base militar Conde de Gazola (León) tras la construcción de una nueva glorieta en la que la Administración autonómica ha invertido un total de 238.504 euros.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presentado este martes el resultado de las obras en la intersección en el punto kilométrico 6+700 de la Carretera LE-441, de San Andrés de Rabanedo a Villanueva del Carrizo, en la localidad leonesa de Ferral del Bernesga.

Esta intersección, que permitía el acceso a la base militar Conde de Gazola, ha sido reconvertida en una glorieta que permite la mejora de los movimientos en el cruce y una mayor seguridad vial para los vehículos, según han informado fuentes de la Administración autonómica a Europa Press.

El trazado de la glorieta cumple con las recomendaciones de las normas de trazado y se han adoptado las dimensiones recomendadas de sección transversal, con un diámetro exterior de la calzada anular de 52 metros y un ancho de la calzada anular de seis metros.

El firme de la nueva rotonda se constituye mediante la extensión de 30 centímetros de zahorra artificial sobre la explanada saneada y sobre esta capa base se extiende una capa intermedia de seis centímetros de mezcla bituminosa en caliente y una capa de rodadura de cuatro centímetros.

La actuación ha sido complementada por la Junta con el drenaje longitudinal y transversal así como el recrecido de las tapas de las actuales redes de servicios para adaptar su rasante superior con la nueva rasante de la plataforma de la glorieta. Asimismo, ha colocado la señalización horizontal y vertical, además de los sistemas de contención de vehículos.

Durante la presentación, Suárez-Quiñones ha recordado los “esfuerzos” que realiza la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para el mantenimiento de la red autonómica de carreteras, que “ha permitido el arreglo de más de 190 kilómetros de vías de la provincia de León y que ha supuesto una inversión de 43 millones de euros hasta el momento”.

La Junta de Castilla y León tiene previsto mejorar más la seguridad vial en las carreteras de la provincia y pretende terminar la legislatura con 250 kilómetros de carreteras mejorados y una inversión superior a los 52 millones de euros.

El consejero ha señalado que en el próximo año están previstas las siguientes actuaciones del bloque de actuaciones prioritarias en la provincia de León: la mejora del firme en la LE-715, de Fresnedo a Fabero, así como de la LE-413, de Villadangos a Valcabado, la CL-622, de Ribaseca a Santa María del Páramo, la LE-111, de Nogarejas a L.P. Zamora, la LE-443, de Villadangos a Santa Marina del Rey, la LE-491, de Vega de Viejos al cruce con la CL-626; la demolición de la estructura de paso de Cubillinos (antigua línea de ferrocarril de Ponferrada a Cubillos); y la mejora de la N-006a, a su cruce con N-VI (Ambasmestas) y con la CV-125-1.

No hay comentarios