Subasta de 14.000 toneladas de madera de incendios de La Cabrera

Los ingresos repercutirán en las arcas de las juntas vecinales

Suárez-Quiñones en Encinedo / Foto: Europa Press

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha anunciado la subasta de 14.000 toneladas de madera procedente de los trabajos de limpieza de los montes tras los incendios del pasado verano en La Sierra de La Cabrera y en la localidad de Silván, en la provincia de León, cuyos ingresos repercutirán en las arcas de las juntas vecinales.

Así lo ha apuntado el consejero durante la reunión mantenida con los alcaldes de Encinedo, Truchas y Benuza y el teniente alcalde de Castrillo de Cabrera, así como con los presidentes de las juntas vecinales del territorio para evaluar los trabajos que se están realizando.

Suárez-Quiñones ha manifestado que “los trabajos de restauración durarán varios años, estando en ejecución actuaciones por importe de más de 3 millones de euros”. El incendio de Encinedo, cuya extinción ocasionó gastos por importe de unos 2 millones de euros, llegó a afectar a 9.800 hectáreas de superficie forestal, un tercio de ellas de arbolado, y el de Silván, a otras 1.500 hectáreas.

El consejero ha explicado que las primeras y más urgentes actuaciones en ambos incendios consistieron en asegurar la calidad del agua de consumo protegiendo las captaciones de agua de los arrastres, controlar la erosión y proteger el suelo, limitando al máximo posible que los arrastres de la alta cantidad de cenizas existentes y la superficie sin manto vegetal protector afectaran a los cursos del agua.

Otras obras de emergencia fueron la adecuación de infraestructuras, como pistas de uso forestal y agroganadero, limpieza manual de obras de fábrica e instalación de pasos de agua, entre otras.

Entre dichas infraestructuras, se van a construir cinco depósitos de agua prefabricados de entre 50 y 200 m3 de capacidad, tres en la zona de Encinedo y dos en Silván, para dar más posibilidad y proximidad al abastecimiento de los helicópteros de los servicios de extinción de incendios de la Junta ante un posible nuevo incendio, así como de los vehículos de tierra.

Para colaborar en la financiación de estas primeras obras de emergencia, el MAPAMA, a solicitud de la Junta de Castila y León, dispuso de 1 millón de euros en el caso de Encinedo y 350.000 para Silván.

Respecto a la repoblación de los terrenos, Suárez-Quiñones ha asegurado que la Junta “ha venido para quedarse”, en referencia a que esas actuaciones serán duraderas en el tiempo.

El plan de actuaciones contempla la regeneración natural de parte del arbolado, con o sin ayuda de tratamientos silvícolas, y llevará la repoblación de las masas no regenerables.

No hay comentarios

Dejar respuesta