Los sindicatos buscan apoyos para evitar el cierre de las térmicas

Si este mes las eléctricas no compran carbón nacional, cerrarán las últimas minas de carbón

Sindicalistas de COO y UGT, en la rueda de prensa de esta mañana/ MC

A la desesperada. Los sindicatos UGT y CCOO luchan estos días por encontrar apoyos políticos para evitar que las empresas eléctricas cierren las centrales térmicas de Compostilla y Anllares, ambas en El Bierzo. Representantes de los sindicatos se entrevistaban ayer con el presidente de la Diputación y esta mañana lo hacían con la subdelegada del Gobierno, Teresa Mata. En ambas reuniones, los sindicatos han obtenido buenas palabras y mejores propósitos. Las dos instituciones han comprometido su apoyo y presión para forzar al Gobierno a que tome una decisión rápida sobre el cierre de las térmicas.

Pero con ser vital frenar el cierre, al menos, de la térmica de Compostilla, lo más urgente es que las eléctricas compren carbón nacional a las minas leonesas. Si no lo hacen antes de que acabe este mes, la empresa Uminsa cerrará definitivamente y liquidará la relación con sus trabajadores. Otra empresa, HBG ya lo hizo en agosto y su única esperanza de supervivencia es que las térmicas le compren carbón.

El futuro, pues, es más negro que el carbón. Los sindicatos tratan de salvar al menos los derechos laborales de los trabajadores, unos 160, que aún prestan servicio en Uminsa. Pero todo depende del decreto ley que el Gobierno prepara sobre el cierre ordenado de las térmicas.

Ayer, el presidente de la Diputación prometió ayer que llamaría personalmente al secretario de Estado o al ministro para presionar y urgir una solución al más alto nivel. Ahora, los sindicatos buscan  también un compromiso de la Junta de Castilla y León e, incluso, han pedido una entrevista con el secretario de Estado en Madrid.

A la espera de que estas reuniones den algún fruto, mañana mismo, UGT reanudará las concentraciones delante de la térmica de Compostilla. CCOO no se suma a esta movilización. Y para el día 19 se ha convocado una movilización de todos los mineros en El Bierzo.

Pero el si el decreto ley de regulación del cierre de las térmicas no se aprueba inmediatamente, la minería del carbón de León pasará a la historia.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta