UPL y PAL ultimarán en el otoño su proceso de fusión

El leonesismo político se reunificará tras los congresos de ambos partidos

Luis Mariano Santos y López Sendino, líderes de UPL/ MC

Antes de fin de año, los partidos políticos leonesistas UPL y PAL se habrán fusionado. El objetivo es presentar candidaturas únicas en 2019 a las elecciones municipales y autonómicas. El primer paso para la reconciliación de ambos partidos se dio a comienzos de este año cuando aprobaron que un representante de cada partido asistiera a las reuniones de las ejecutivas del otro, con voz pero sin voto.

El PAL se escindió de la UPL antes de las elecciones de 2011, en una operación encabezada por el entonces líder histórico, el leonesista José María Rodríguez de Francisco, hoy retirado de la política activa y quien, en cualquier caso, vería bien la reconciliación de ambas formaciones.

Ahora se trata de culminar el proceso. Así, la UPL aprobará en su congreso del próximo mes de noviembre la fusión, previo acuerdo del consejo general, que celebrará su reunión en setiembre. El PAL también tiene previsto celebrar antes de que termine el año su congreso, en el que también ratificará la fusión.

Los contactos entre UPL y PAL los han llevado a cabo un grupo de trabajo encabezado por sus secretarios generales, Eduardo López Sendino, de UPL, y Miguel Ángel Díez Cano, del PAL. El último escollo sería concretar las siglas del nuevo partido, que, en principio, bien podrían ser la suma de ambas: UPL-PAL.

La UPL es el partido leonesista que cuenta con mayor representación política. El propio Sendino es concejal en el Ayuntamiento de León. También cuenta con un procurador en las Cortes, Luis Mariano Santos, y un diputado provincial, el veterano Matías Llorente. El político más destacado del PAL es Pablo Peyuca, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Astorga.

En las últimas elecciones municipales de 2015 en la provincia, UPL consiguió 17.768 votos, mientras que el PAL obtuvo 3.603. En las elecciones autonómicas, el resultado fue del mismo desigual: UPL, 19.067 votos frente a  los 1.964 del PAL. Estos resultados convirtieron al PAL en una fuerza casi residual y a la UPL en la sexta fuerza política provincial, con representación en el Ayuntamiento de la capital, Diputación y Cortes.

Tanto en UPL como en el  PAL consideran que la coyuntura política nacional favorece las aspiraciones de los leonesistas, toda vez que los grandes partidos, PP y PSOE, están siendo cuestionados o están en procesos de reestructuración; mientras que los nuevos partidos, Ciudadanos y Podemos, no han acabado de concretar expectativas. En ambas formaciones exhiben el caso de los partidos políticos canarios, a los que ha favorecido la fragmentación del Parlamento nacional y se han convertido, con un único diputado, en bisagras de cara a la formación del Gobierno o aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta