Funcionarios leoneses paran para reclamar las 35 horas a los «revienta acuerdos»

Los sindicatos UGT, CCOO y CSIF hacen un llamamiento para la huelga de 24 horas del próximo 6 de noviembre ante la última propuesta "surrealista" de la Junta de Castilla y León

FuenteCristina Álvarez Vallejo
loading...

Revolución por las 35 horas entre los funcionarios públicos. Los sindicatos mayoritarios UGT, CCOO y CSIF se han concentrado de nuevo esta mañana en la Delegación Territorial de la Junta en León para reclamar sus derechos laborales con la jornada 35 horas.

Los funcionarios leoneses han salido a la calle con sus pancartas, altavoces y micrófonos para dar voz sus «protestas» y a su «descontento» por el reto de la Junta con las 35 horas. Al grito de «nuestros consejeros son unos trileros», «vamos a la calle que hay que protestar» y al ritmo del himno de León, los empleados públicos «no van a parar hasta conseguir sus derechos».

Sara Prieto, responsable de Sanidad CCOO de León, ha explicado que los sindicatos leoneses se concentran para exigir el cumplimiento del acuerdo firmado de la Junta de Castilla y León y los tres sindicatos con fecha del 21 de mayo del 2019, en el que se exponía que la jornada 35 horas se haría efectiva a 1 de junio del 2019 y hasta el momento «seguimos con la misma reivindicación». Prieto expone que «la última propuesta de la administración es que las 35 horas no serán efectivas hasta finales del 2020″. «Una propuesta surrealista y no estamos dispuestos a aceptar nada», indican desde CCOO y «Vamos a ganar el pulso a la administración», manifiesta la responsable de Sanidad.

Esta concentración es un llamamiento a los 85.000 trabajadores públicos de CyL, 15.000 de la provincia de León, para que secunden la huelga de 24 horas del próximo 6 de noviembre.

«Hoy 85.000 empleados públicos paran dos horas y media para defender sus derechos», confiesa Juan Miguel Martínez de UGT. Pero anima a que «no solo paren los funcionarios», sino que «los políticos paren para irse de la Junta de Castilla y León porque cuando un político no tiene dignidad tiene que marcharse». «No podemos consentir los empleados públicos que los que están a la cabeza de la administración, no crean en lo público», explica Martínez. Desde UGT recuerdan a Igea, que se añada a su cargo de Transparencia y Generación el «maestro de las mentiras».

Los funcionarios públicos se refieren a la Junta de Castilla y león para indicarles que «cuando un político pierde la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto», concluye Juan Miguel Martínez.

Por su parte, CSIF con Pedro Bécares como responsable de la Administración General de CyL en León, muestra que «todo esto es por unos derechos que nos tienen que devolver». Desde el cambio de jornada «hemos perdido cerca de un 20% de poder adquisitivo» y llama «a los señores revienta acuerdos que como no paran de tender la mano, esperemos que nadie se la acabe mordiendo», apunta.

De cara a las elecciones generales del 10 de noviembre, con estas situaciones, «los ciudadanos pueden pensar que nuestros políticos no son de fiar» y en concreto los de «la Junta de Castilla y León», concluye Bécares.

GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS 

No hay comentarios

Dejar respuesta