Las BRIF alzan la voz: ¡Todos somos Pablo!

Varios trabajadores forestales se han concentrado esta mañana a las puertas de la Delegación de León de la empresa Tragsa tras la polémica sanción a Pablo González

FuenteCristina Álvarez Vallejo

«¡Todos somos Pablo!», es el grito de guerra de la Asociación de Trabajadores de las BRIF. Varios trabajadores forestales se han concentrado en la mañana de este miércoles a las puertas de Tragsa León para apoyar a su compañero Pablo González tras la sanción impuesta por la empresa por hablar con los medios de comunicación sobre las tareas de extinción de incendios.

La empresa Tragsa ha sancionado «dos días de empleo y sueldo» a un bombero forestal de la BRIF de Tabuyo (León) por hacer declaraciones a un medio digital sobre la evolución del fuego en Villaseco (Gran Canaria). Sus compañeros han alzado la voz para luchar contra este «castigo» y apoyar a Pablo sobre un «hecho inexplicable». Juan Carlos González, vicepresidente de la Asociación de Trabajadores de las BRIF, ha indicado que «queremos que le quiten la sanción a nuestro compañero», ya que Pablo «se limitó, en su tiempo de descanso, a informar sobre la labor que estaban realizando en Gran Canaria y agredecer el trato recibido de los vecinos de los pueblos afectados y del propio Cabildo».

«Hemos tenido un acercamiento con la empresa, pero pedimos cautela», confesaba González durante la concentración en la capital leonesa. La Ley Mordaza es el foco de atención en esta situación, los brigadistas gritaban al unísono «¡Tragsa Mordaza!» para hacer referencia al silencio impuesto.

Los trabajadores forestales se han presentado a las puertas de Tragsa con pancartas y han tapado sus bocas para denunciar su silencio. 

Esta polémica también ha saltado a los medios nacionales, como ayer en el programa de Cuatro ‘Todo es Mentira’ donde Risto Mejide abordó la situación junto a Juan Carlos González.

Juan Carlos González, Asociación de Trabajadores de las BRIF.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta