Vox cesa a Portomeñe por su vinculación con la Fundación Francisco Franco

El presidente de Vox en León había mantenido conversaciones con el portavoz de la Fundación Francisco Franco para la financiación del partido

Carlos Portomeñe. Fotografía: Vox León

Carlos Portomeñe, el presidente de Vox en León, ha sido cesado por la dirección nacional del partido por su vinculación con la Fundación Francisco Franco.

Según informan varios medios nacionales, Portomeñe había mantenido una conversación con Rúa en la que le explica que “tiene buenas noticias” para la financiación de Vox ya que había tenido una reunión con Jaime Alonso, portavoz de la Fundación Francisco Franco.

Jose Carlos Rúa ha enviado una carta de dimisión en la que carga contra Vox:

“Cinco años, ha durado mi aventura en VOX, cortada de cuajo por, como me decía un ex afiliado “ya están los cuervos y ¿sabes qué hace un cuervo?”. ¡Qué razón tenía!. VOX ha crecido de forma exponencial en toda España durante estos últimos 6 meses, pero los objetivos de la dirección nacional son distintos a los objetivos provinciales y difieren entre ellos como el agua y el aceite. A VOX sólo le preocupa sus resultados a nivel nacional, huyendo de cualquier planteamiento más localistas, bloqueando iniciativas políticas de estos ámbitos. A esto se une sus enfrentamientos constantes con la prensa que a las provincias no nos beneficia. La crispación está por encima del debate y la defensa de las ideas.

Hoy VOX viene con la gasolina a apagar los fuegos que ellos mismos han generado en las provincias. No se puede hablar de libertad y liberalismo para España y liquidar la poca democracia interna que el partido tenía. Los afiliados hemos sido tratados exclusivamente como fuente de ingresos. En 2015 el 70% de los afiliados estaban en Madrid. Hoy Madrid aglutina al 20% de esos afiliados, con lo que su control está en peligro, de ahí la restricción de las libertades internas. Ves la paja en ojo ajeno, pero no la viga en el propio. VOX en 6 meses ha perdido su esencia y la humildad ha dado paso a la soberbia de sus dirigentes.

En León, la película es digna de un guion de un capítulo de Juego de Tronos donde las distintas “familias” se matan por un puesto, pero que nadie está dispuesto a trabajarlo. Los objetivos que se tenían hace 2 meses están lejos de la realidad actual, donde los miembros del actual staff, solo están para bloquear la información a los afiliados utilizando los recursos del partido para su propio beneficio. La mejor organización no garantiza resultados, pero una mala organización garantiza el fracaso. El fracaso no es el del Presidente Provincial sino de aquellos que le avalaron, conociendo como era. ¿Quizás necesitaban un tonto útil?

Mientras estábamos preocupados en proteger las ventanas, el presidente provincial, como ejecutor de las órdenes de parte de la Presidencia Y Secretaría General, abría la puerta de par en par para que los extremistas, rancios y rebotados se colaran en el partido. Esto no es para lo que yo, ni el 90% de los afiliados se sumaron al proyecto.

El objetivo de estos crepúsculos que han infectado el partido como un virus no es otro del que no haya cambio, para que no perder el “negocio” que tiene montado en nuestra provincia. VOX hace unos meses era peligroso, pero hoy lo han domesticado. España y León necesitan un VOX, pero hoy este proyecto tiene fecha de caducidad. Hoy En León el zorro está cuidando a las gallinas.

Santiago Abascal decía que prefirió dejar el PP para no cambiar de ideales y es algo que yo tengo claro. El VOX de 2019 no es el que me vendieron y eso me obliga a ser coherente y dejar la formación. Cuando el árbol está ya muy torcido, quizás la única solución es cortarlo”.

No hay comentarios