Cuchillo, bastón y mano vacía, defensa para un ‘asalto’ policial

Las finales del Campeonato de España de Bricpol han destapado el talento y la destreza de agentes de distintos cuerpos policiales

El talento ha sido una de las señas de identidad del Campeonato de España de Bricpol de Defensa Personal. Los luchadores han demostrado su agilidad y su velocidad con los diferentes elementos que hacen de la defensa policial una disciplina de artes marciales única.

Agentes de los distintos cuerpos policiales han hecho un tipo de arte deportivo de su defensa ante sus intervenciones en la calle. El cuchillo, el bastón policial y mano vacía han sido sus aliados para llevar a cabo las mejores técnicas de actuación policial.

Los participantes se han enfrentado a diferentes asaltos con las armas policiales divididos por pesos. Las categorías con respecto al pesaje se establecen cada cinco kilos, desde 65 kg hasta 95 o más para hombres y las mujeres desde 55 kilos.

El combate comienza entre dos luchadores con una duración de 12 minutos aproximadamente  y se divide en cinco asaltos: cuchillo-mano vacía, mano vacía-cuchillo, bastón-mano vacía, mano vacía-bastón y mano vacía-mano vacía.

La protección es imprescindible en esta disciplina de defensa policial. Los luchadores cuentan con protección por todo el cuerpo para que evitar graves lesiones. La fuerza en la defensa policial ha sido la protagonista tanto teóricamente en el Congreso Nacional de Bricpol como física en el Campeonato de España de Bricpol.

El sistema Bricpol ha vuelto a hacer sentir emoción e inquietud al público al ver la defensa policial en estado puro.

Triunfo y orgullo en el Campeonato de España de Bricpol León

No hay comentarios