Manu García detiene al Castilla en el Di Stéfano

La Ponferradina logró un punto tras detener su guardameta un penalti a Cristo (0-0)

FuenteJavier A. Muñiz
Momento del partido entre la Ponferradina y el Castilla / RMTV

La Sociedad Deportiva Ponferradina sumó un punto en su visita al Alfredo Di Stéfano para enfrentarse al Real Madrid (0-0). El conjunto berciano fue mejor que el Castilla en ciertos tramos del partido aunque pudo haber cosechado una derrota de no se por su portero. Manu García detuvo un penalti a Cristo cuando faltaban 20 minutos para el final y selló el empate para los de Jon Pérez Bolo.

La Deportiva avisó temprano con una internada de Pichín en el minuto 2 que a punto estuvo de concretar un pase de la muerte. Pero enfrente había un rival de campanillas, muy dinámico, y con las ideas muy claras. El Castilla comenzó a triangular y buscó hacer daño al conjunto berciano. Mano lo intentó de lejos en el 18′. LA reacción llegó por parte de Yuri que, dos minutos más tarde, conectó un remate en el segundo palo que se topó con un defensor.

El delantero dejó buena muestra de su calidad pocos minutos después cuando buscó una lejana vaselina que sacó, muy atento, Luca Zidane. El Madrid se rehízo y comenzó a llegar con mayor asiduidad a los dominios de Manu. Además, los problemas para Jon Pérez Bolo llegaron en forma de lesión de Yuri que tuvo que abandonar el terreno de juego por lesión en el minuto 38. Sin embargo, el arreón final de la Deportiva antes del descanso mereció más premio, pero lo que encontró fueron dos paradones de Luca Zidane a Kaxe y Bolaños.

Tras el paso por vestuarios se mantuvo la tónica y el dominio por parte de la Ponfe. En el 51′, un gran balón al espacio de Sielva hacia Pichiín sirvió al extremo para finalizar con rosca, pero se le fue desviado. Casi. De nuevo Larrea probó los afinados guantes del ‘hijísimo’ en el 55′. La Deportiva los siguió intentando con mayor dominio que los locales pero no supo concretar.

Y a punto estuvo de pagarlo caro. En el 71′, el Castilla disfrutó de la mejor ocasión del partido con un penalti que se encargó de ejecutar Cristo. El delantero madridista jugó a la caída de Manu García, pero el meta berciano aguantó bien y detuvo el cuero. El partido se convirtió en un correcalles que pudo caer para cualquiera de los dos lados, pero que acabó como empezó. Punto que sirve a los bercianos para seguir en la pelea por entrar en los puestos de playoff.

No hay comentarios