Sobrecogedor ambiente con ‘El Séptimo sello’

La película se proyectará este martes en el Teatro San Francisco.

El Séptimo sello

El Teatro San Francisco proyecta la película ‘El Séptimo sello’ en su ciclo de cine de los Capuchinos. La sesión tendrá lugar martes, 26 de febrero, a las 20.30 horas. Las entradas tienen un precio de cuatro horas y se podrán adquirir dos horas antes en la taquilla del teatro.

Año: 1957 Duración: 96 min. País: Suecia.Intérpretes: Max von Sydow, Gunnar Björnstrand, Nils Poppe.
Dirección: Ingmar Bergman V.O.S.E.

Suecia, mediados del siglo XIV. La Peste Negra asola Europa. Tras diez años de inútiles combates en las Cruzadas, el caballero sueco Antonius Blovk y su leal escudero regresan de Tierra Santa. Blovk es un hombre atormentado y lleno de dudas. En el camino se encuentra con la Muerte que lo reclama. Entonces él le propone jugar una partida de ajedrez, con la esperanza de obtener de Ella respuestas a las grandes cuestiones de la vida: la muerte y la existencia de Dios.
Trailer

Reseña de la película

Película dirigida por Bergman en 1957 cuyo protagonista principal es la muerte y que toma el título del libro del Apocalipsis(“al abrir el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo”).

Está basada en una obra teatral del propio director en la que plantea una compleja alegoría de símbolos y personajes.

La fotografía de Gunnar Ficher en blanco y negro es magistral alcanzando armonías llenas de simbología y belleza. Aparece en el paisaje, en los trajes de los personajes y particularmente en la muerte(cara blanca con texturas suaves y traje y capa negro profundo). Las fichas del ajedrez y esa partida en una playa con el mar oscuro y el cielo claro, un caballo negro cruza a lo lejos, la peste negra..

Estamos ante una obra profundamente moral y psicológica que tras la estética antes citada esconde un discurso muy cuidado sobre las eternas preguntas del hombre sobre la vida y la muerte.

Tiene claras referencias filosóficas como Kierkegaard(escena del diálogo con la muerte) o el nihilismo y Nietzsche(diálogo en el confesionario)

Todas estas reflexiones,pensamientos y angustias de Bergman quedan capturadas en la gran pantalla gracias a una magistral dirección de actores, una puesta en escena teatral en esencia y un perfecto montaje intercalando contrapicados,ángulos de cámara precisos y los famosos primeros planos donde era un gran maestro.

Por último destacar la música excelsa de Erik Nordgren utilizando instrumentos musicales medievales y la labor de sus habituales actores en su obra,Max von Sydow y Bibi Anderson.

Obra maestra absoluta con una inmensa fuerza visual que deja al espectador fascinado y sobrecogido.

No hay comentarios