Un maridaje de cava y jamón para paladear Badajoz

La Diputación de Badajoz apuesta en INTUR por el turismo vinculado al patrimonio histórico, natural y también con su oferta gastronómica

FuenteIsaac Barrientos
loading...

El jamón ibérico está vinculado a Badajoz en lo más profundo de su ADN. Una tradición gastronómica que se ha convertido en un pilar a nivel mundial de la difusión de Extremadura y en uno de los principales recursos económicos para una provincia como Badajoz. La Diputación aprovecha ese tirón para enganchar al visitante en la Feria Internacional de Turismo de Interior (INTUR) que estos días se celebra en Valladolid.

Pero Badajoz es mucho más y junto al jamón ibérico de bellota, la Diputación ha presentado una cata junto con cava de la Denominación de Origen de Almendralejo. Cuatro bodegas integran esta DO, una de las pocas con derecho a elaborar cava fuera de Cataluña.

«Es un maridaje perfecto combinar un produco salado como el jamón ibérico con un brut nature», ha detallado durante la cata Isabel García, responsable de la ruta del vino Ribera de Guadiana, durante la cata que ha despertado un gran interés en INTUR.

Visitantes y participantes en otros expositores se han acercado hasta el enclave de Badajoz como si fuesen atraídos por el Flautista de Hamelín, pero en este caso la magia la ponía Jesús González, maestro cortador dispuesto a mostrar y explicar los secretos para sacar el mayor partido posible al mejor jamón.

«Para saber si es un buen jamón ibérico de bellota cuando vayamos a comprar es esencial fijarse en la etiqueta, que sea negra, porque nunca va a ser 100 por cien de bellota porque no se puede comer bellota toda la vida, pero es en los jamones en los que es la parte más importante; después está la etiqueta verde y, por último, la blanca», ha explicado González a los asistentes.

El cerdo «es el único animal que puede transformar la proteína y beneficios de la bellota en ácidos grasos beneficiosos para las personas, por eso el jamón es un producto de tanta calidad», ha añadido. Jesús González se ha detenido en analizar las claves del corte ideal del jamón, «porque hay que tener en cuenta que el jamón es un producto vivo y hay que cuidarlo, tenemos que apreciar todos los matices del corte en función de la parte del jamón que cortemos en ese momento; ni gordo ni fino», ha indicidido antes de matizar que la calidad se aprecia con la sabiduría en el corte de un milímetro.

El movimiento de las burbujas en la copa de cava, el color, los matices y detalles que encajan a la perfección con un jamón universal. Badajoz ha triunfado en INTUR y mantiene su apuesta durante los cuatro días de la feria, con Ana Casillas, técnico de turismo, manejando con maestría los recursos turísticos de la provincia para que nadie se vaya sin conocer, un poco más, los secretos que aguardan al visitante.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta