Yolanda Burgoa: “El Centro de Difusión Agroalimentaria complementará la oferta enoturística”

La concejala de Turismo de Peñafiel desglosa en esta entrevista los principales atractivos turísticos de la localidad y los proyectos más destacados que están en marcha

Yolanda Burgoa en Intur.

– Hablar de turismo en Peñafiel es hablar del imponente Castillo y el Museo del Vino que en 2019 cumple veinte años.

– Es nuestro buque insignia y el próximo año va a cumplir veinte años el Museo del Vino que está situado en el Castillo y gestionado por la Diputación. Será muy especial pero aún no se puede adelantar mucho porque se está trabajando en el programa de actividades. Recibe más de 100.000 visitantes al año que pueden conocer las técnicas de producción del vino y todo lo que rodea la enología. Además, se va a realizar un proyecto de ampliación y restauración que sumará 3.200 metros cuadrados a la superficie visitable. También se va a cambiar y mejorar la iluminación del Castillo.

– Otro de los enclaves más destacados y sorprendentes para el visitante es la Plaza del Coso, ¿por qué es tan especial?

– Es un lugar único, está compuesta por 48 edificios de dos y tres plantas y sirve para acoger eventos tan importantes como los festejos taurinos de las fiestas, pero también momentos emblemáticos de la localidad como la Bajada del Ángel en Semana Santa. En ella está también la oficina de turismo, que en si misma ya es un punto a visitar, porque ahí está el Aula Arqueológica de Pintia, que tiene un carácter didáctico para conocer la cultura Vaccea. También está el Centro Cosovisión, que ofrece al visitante la posibilidad de ver vídeos sobre los momentos más emblemáticos del año en Peñafiel.

– ¿Qué otros lugares destacaría en el patrimonio histórico y cultural de Peñafiel?

– Próximo a la Plaza del Coso está el convento de San Pablo, de estilo plateresco, que mandó construir el infante Juan Manuel y donde vivió los últimos momentos de su vida. En su interior cuenta con un proyecto multimedia para difundir la historia de una manera dinámica. También la iglesia de san Miguel de Reoyo, de estilo renacentista, muy importante para Peñafiel, donde se guardan varios pasos procesionales durante el año. O la iglesia de Santa María, que tiene el Museo de Arte Sacro, donde se puede ver una colección de monedas antiguas.

– Uno de los lugares que más está creciendo en visitantes es la Casa Museo de la Ribera, ¿cuál es su secreto?

– Es una visita diferente que está gustando mucho, guiada a través de Mariano y Tomasa, dos personas que recrean los hechos cotidianos de aquella época en una visita teatralizada. Es algo muy destacado y que está funcionando muy bien, la gente lo recomienda y se está haciendo cada vez más popular. Por eso vamos a aprovechar para seguir impulsando esta iniciativa y para el puente de diciembre se van a hacer pases especiales, los días 7 y 8 a las 21.30 horas, con visitas nocturnas.

– La ubicación de Peñafiel también permite disfrutar de un destacado entorno natural.

– Desde luego, por ejemplo con la senda del Duero, con 31 kilómetros de recorrido que te permite conectar con el medio ambiente. Por eso invito a los turistas a que conecten con la naturaleza en Peñafiel, que nos visiten y que disfruten de todo el patrimonio, pero también se acerquen a nuestro entorno natural porque es muy recomendable.

– ¿Cómo va el proyecto del Centro de Difusión Agroalimentaria?

– Esperamos que entre en funcionamiento en 2019. Se está creando en el antiguo Museo de la Radio y es un punto estratégico para aprovechar el flujo de turistas que llegan motivados por el vino, para también dar a conocer la elaboración de alimentos como el lechazo o el pan, muy vinculados a Peñafiel. El vino tiene un gran atractivo, pero este Centro va a completar y ampliar la oferta, a hacer que la visita sea más enriquecedora.

– ¿Qué supuso para Peñafiel que la Ribera del Duero fuera uno de los 52 destinos en el mundo recomendados por The New York Times?

– Fue algo muy sorprendente y, evidentemente, muy positivo para nosotros, porque nos ha abierto muchas puertas en el turismo internacional. Por ejemplo, nos llegó al Ayuntamiento una postal de Tailandia, en la que nos daban su correo electrónico y nos pedían información porque querían visitar Peñafiel.

– Peñafiel también está en la vanguardia de combinar el turismo con el deporte con la Ribera Run Race.

– La segunda edición que celebramos en septiembre ha sido un éxito tremendo, se han duplicado las inscripciones y ya estamos pensando en la próxima carrera. Viene gente de muchos lugares, de fuera de España también, se agotan las plazas hoteleras. En 2019 será el 14 de septiembre, vamos a contar con más colaboración de los hosteleros para una iniciativa que combina turismo, deporte, gastronomía y patrimonio.

No hay comentarios