Chelo Miñana: “Valladolid respira vino”

Chelo Miñana. Fotografía: Cara a Cara.

Chelo Miñana (Gandía, 1975) comienza reconociéndome que ‹‹cuando cierro los ojos siempre veo arena y mar, ahora, desde hace ya algunos años, cuando los abro veo paisajes de viñedos y territorios en forma de botella y copa››. Se diplomó en Turismo convencida de que era el sector en el que se quería desarrollar profesionalmente y comenzó su carrera en diferentes cadenas hoteleras. Una de sus ‹‹experiencias más enriquecedoras›› fue su paso por McDonald´s France, donde descubrió las políticas de gestión de personal de Francia.

‹‹Los restaurantes y el vino formaban parte de una de mis pasiones personales pero ocupaban un espacio pequeño en mis intercambios profesionales hasta… que llegué a Castilla y León. Mis primeras incursiones fueron en una Posada Real de la provincia de Palencia; además del hotel y del spa, había que promocionar y gestionar un restaurante asesorado por el Estrella Michelín Joachim Koerper››.

En la actualidad es la Directora de Enoturismo de Bodegas Familiares Matarromera, cofundadora del proyecto “Enoturismo Castilla y León” y miembro de la consultoría estratégica para gastronomía y turismo USU Turismo Expertise.

La evolución del sector del enoturismo ‹‹refleja varias cosas: desarrollo de entorno rural, fijación de empleo joven, proyección de la cultura del vino… El enoturismo ha pasado de ser una simple actividad de apertura de puertas para vender unas botellas, “molestando” muchas veces y entorpeciendo la actividad habitual de la bodega, a ser una pieza clave en el desarrollo de los entornos rurales donde existe actividad vitivinícola››.

En la 3ª Conferencia Mundial sobre Turismo Enológico de la Organización Mundial del Turismo, esta organización pidió que el Enoturismo se integre en las políticas nacionales de turismo y desarrollo rural por su importancia como motor socioeconómico.

Saúl N. Amado.

‹‹El enoturismo necesita de colaboraciones, de inversiones, de apuesta de empresas privadas e instituciones mirando en la misma dirección, de generación de oferta, de convencimiento, de un hoy por ti y mañana por mí porque si logramos el objetivo nos vamos a ver beneficiados todos››

Su punto de vista en estos momentos pasa porque ‹‹las grandes marcas buscan, en mayor o menor medida, un equilibrio: cada bodega debe encontrar su fórmula para desarrollarse en una actividad que hay que valorar en un primer momento qué queremos que aporte el enoturismo a la actividad principal, que es la de elaborar vino››.

Nuestra provincia es conocida, entre otras muchas cosas, por sus cinco Denominaciones de Origen, ‹‹es una provincia que respira vino››.

‹‹El sector vitivinícola es un motor económico con una importancia que pocos sectores pueden presumir de tener en Valladolid, a esto se une el valor incalculable de ser guardián de tradiciones, porque avanzar sin perder la riqueza de la cultura y la historia hace más fuerte y más estable el desarrollo de una región››.

En suma con esas DO, hablamos de las Rutas del Vino que ‹‹entran en escena para completar y hacer crecer la importancia del sector vitivinícola y unirlo con el del turismo››.

Antes de terminar la copa de vino que me ofreció al inicio de nuestra charla, le pregunto sobre la “conciencia” de los jóvenes sobre el vino…‹‹uno de los mayores problemas para el mundo del vino es la introducción en el segmento joven del mercado. Sin explicación lógica, que las hay si lo analizamos en profundidad, los jóvenes optan por otras bebidas en su iniciación a tomar “bebidas de adultos”, ¿podemos llamarlo así? Cuando nos encontramos con jóvenes que les gusta el vino suele haber detrás un hábito familiar y, en muchas ocasiones, una pasión: cuando hay un fondo de conocimiento es complicado que solo se vea alcohol››.

Quizá, un buen regalo para estas fechas es una experiencia en una bodega. En fin, regalar enoturismo.

No hay comentarios