“Preservamos la salud pública mediante la sanidad de los animales”

Luis Alberto Calvo.

Luis Alberto Calvo (Valladolid, 1963) es Licenciado en Veterinaria por la Universidad de León, Doctor en esta disciplina por la Universidad Complutense de Madrid, Académico en diferentes Academias científicas y médicas. Desde 2008 es el Presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Valladolid y este es uno de los motivos que me ha llevado a sentarme con él, conversar y escuchar sus opiniones.

‹‹La profesión veterinaria actualmente está constituida por profesionales muy jóvenes, con predominio femenino, con especial dedicación al sector privado, con retribuciones generalmente muy bajas y un bajo nivel de autoestima, en contraste con su alta cualificación, dedicación y profesionalidad››. Es cierto que ese contraste se aprecia, por desgraciada, en diferentes sectores profesionales.  ‹‹El número elevado de licenciados que acceden al mundo laboral anualmente, hace que contemos en España con el mayor número de veterinarios per cápita de Europa››.

No obstante, Calvo es realista y me comenta que la ‹‹veterinaria viene sufriendo y padeciendo el incumplimiento por las administraciones públicas de la normativa vigente en lo que se refiere a la consideración de la Veterinaria como profesión sanitaria. Aunque nadie duda de que la Veterinaria es una profesión sanitaria, los administradores públicos no reconocen de facto este hecho, creando un descontento, que, por ejemplo, ahora se comienza a ver en las movilizaciones y huelgas de la profesión en Castilla y León››.

Saúl N. Amado.

Los veterinarios siempre han sido tratados como voces reconocidas en los debates sobre la tauromaquia y su abolición. ‹‹La tauromaquia es una actividad legal y existen mecanismos legales para poder potenciarla o prohibirla, pero fuera de toda subjetividad, hemos de tener en consideración que el carácter cultural, histórico y tradicional de esta disciplina está fuera de toda duda. Creo que los poderes públicos tienen la responsabilidad de asegurar y contribuir a mantener una raza única y especial como es el toro de lidia, con siglos de historia y valores culturales que constituyen un verdadero ejemplo y orgullo de actividad ganadera, con una riqueza genética admirada por el resto del mundo››. El Presidente ofrece datos: ‹‹No olvidemos que el valor económico de la tauromaquia supera los 3.500 millones de euros, genera, entre empleos directos e indirectos, más de doscientos mil puestos de trabajo y es un eslabón único para el mantenimiento de la dehesa, la marisma y de toda la biodiversidad que éstas albergan››.

Como amantes de los animales, le pregunto sobre las corrientes animalistas: ‹‹Desconozco la ideología animalista, creo que el amor a los animales se manifiesta cada día, igual que el amor a las personas; no basta con autocalificarse uno mismo como defensor de los animales sin tener un mínimo conocimiento de etología ni de las necesidades que éstos tienen. Lamentablemente, lo que se percibe en muchas ocasiones, es un común odio hacia el ser humano disfrazado de amor a los animales y un antropozoomorfismo (atribución de características y cualidades humanas a los animales de otras especies) injustificado, y esto es muy peligroso››

Como representante de todos los veterinarios de Valladolid, le pregunto sobre los propósitos para año nuevo en esta profesión, sobre todo en as facultades donde se imparte dicha ciencia: ‹‹La concienciación de que la profesión veterinaria no está solamente enfocada a los animales de compañía, hacer entender a los estudiantes que estamos en una sociedad donde es imprescindible adoptar el concepto “one health” (una sola salud), que es la única fórmula para afrontar los grandes y serios riesgos sanitarios de los próximos años. La Universidad debe alejarse de las miras cortoplacistas que hacen que responda sólo a decisiones que no tienen en cuenta los criterios profesionales y académicos y sí exclusivamente razones de conveniencia política, y presiones de tipo localista; me refiero a la creación injustificada de nuevas facultades de veterinaria››.

Javier se despide con un mensaje: ‹‹Me gustaría que la sociedad conociera algo mejor una profesión que requiere una alta preparación académica, cuyo reto y finalidad es preservar la salud pública por medio de la sanidad de los animales››.

No hay comentarios