Menchaca: “La sociedad no conoce realmente la situación de los migrantes”

El Coordinador de Red Íncola nos explica la situación de las personas que llegan a España y el desarrollo de las políticas de protección

Felix Revilla, Presidente de Red Íncola, y Eduardo Menchaca, coordinador de Fundación Red Íncola (Foto: Alberto Ares)

Eduardo Menchaca (Alberite -La Rioja, 1984 ) es ‹‹un ingeniero agrícola convertido a lo social››, como él se define. Gracias al contacto directo con personas sin hogar desde el programa “Café Solidario” decidió dar un cambio radical a su vida dejando de lado el trabajo que venía realizando para formarse y adentrarse desde 2010 en el ámbito del trabajo social. Desde 2014 coordina la Fundación Red Íncola. Y he aquí el motivo de esta conversación.

Para quien no lo conozca… ¿qué es Red Íncola? ‹‹Es la respuesta que desde principio de siglo vienen dando un grupo de nueve instituciones religiosas, un equipo técnico cualificado y cientos de personas que colaboran para construir una sociedad intercultural donde todos podamos tener las mismas oportunidades y derechos por el solo hecho de ser seres humanos, sin importarnos el lugar de procedencia, el acento, la forma de vestir o el color de la piel››. Una labor que hoy en día es de gran ayuda y siempre se ha de tener presente en una sociedad moderna y globaliza. Le pregunto por cuáles son sus funciones. ‹‹Red Íncola trata de dar una respuesta integral a las necesidades y busca potenciar las capacidades que todos tenemos. Las líneas de actuación que la organización está llevando son muy diversas y variadas. Cerca de treinta programas diferentes completan el diverso abanico que proporciona››.

Viendo que la Fundación tiene una vida intensa, ¿qué se espera para este 2018? ‹‹Nuestro gran objetivo para este 2018 es hacer un centro de formación para el empleo en la sede de Valladolid. Ese es nuestro reto para poder realizar cursos que homologuen a las personas con las que trabajamos formación habilitante para conseguir trabajos más dignos››.

Saúl N. Amado.
Saúl N. Amado.

Cierto es que todos somos conocedores de la situación que viven muchas personas que llegan a España huyendo de sus países en busca de una mejor calidad de vida. Nadie mejor que Eduardo para hablar sobre el fenómeno migratorio. ‹‹Realmente considero que no sabemos la situación que viven las personas migrantes que llegan a España porque no son suficientes los tópicos o las imágenes que nos llegan a través de los medios de comunicación. Detrás de cada persona hay una historia muy compleja, de sueños y de sufrimiento, de ayudas y de injusticias, de rupturas y de resistencias, de esperanzas y de desengaños, de triunfos y de derrotas. Y la gran parte de todo esto las personas migrantes lo llevan por dentro y para compartirlo se necesita mucho tiempo y mucha confianza. Por todo ello creo que no sabemos la situación que viven estas personas y podemos decir que el entrar en la vida de estas personas es tierra sagrada››.

Para mejorar esta situación, qué opinión desprende las políticas de protección que se llevan a cabo. ‹‹Yo me preguntaría para quién es la política de protección: ¿para la Unión Europea o para las personas migrantes? Es necesario buscar alternativas a los centros de estancias temporales y a los centros de internamiento para que sea respetada y protegida la dignidad de las personas y nunca se lesionen sus derechos. Es necesaria una protección en la situación de las fronteras, especialmente las del sur de nuestro país donde se han producido en no pocas ocasiones acciones que atentan contra los Derechos Humanos de los emigrantes. Se siguen dando pasos en la externalización de fronteras a países cada vez más lejanos y con menos garantías jurídicas como Argelia o Mali, para dificultar su llegada a nuestras fronteras››.

Después de esta conversación con Eduardo muchas son las dudas que al lector le pueden surgir: ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Qué se puede hacer mejor? Incluso muchas se cuestionarán… ¿Qué puedo hacer yo?

No hay comentarios

Dejar respuesta