Miguel Mayoral



Miguel Mayoral

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso tras las vacaciones de verano, en Madrid (España).

El que venga detrás que arree que yo ya...En estos momentos que no sabemos bien a qué jugamos, pues es patente el pesimismo indignado frente a una falta de soluciones o de liderazgo que se respira por todas partes, y que, en verdad, puede llevar a ahondar la separación entre clase política y ciudadanos, con las graves consecuencias que generaría al poderse aprovechar de ello algunos inconscientes y recién llegados, pues “Roma no se hizo en un día”, ni como decimos aquí “Zamora no se tomó en una hora”.

Reyes catolicos

La historia reescrita por los plumillas de siempre al servicio de intereses plurales es la historia que corre por ahí y la solemos ver en la tele, además de la que se impone a la juventud desde muchas autonomías.

miguel mayoral actualizada

La historia lejana sigue presente en todos los aspectos de nuestras vidas, e incluso parte de lo que ocurrió en la prehistoria sigue ejerciendo su influjo, como sin duda lo ejerce lo ocurrido en la península ibérica desde, o incluso antes, durante el imperio romano, pasando por los hechos de los visigodos, los moros, los judíos, y los cristianos hasta nuestros días.

miguel mayoral actualizada

También hacernos reflexionar sobre lo que es un deber, ya que es podemos asumir que los que están en la proporción correcta deberían ayudar a la otra proporción relativa que les cayó por azar al estar en otro ángulo. De niños también nos sorprendió como Newton, también en estado de vigilia, observando a la sombra de un manzano, descubrió porque Dios no puso los melones en un árbol, aunque conocíamos las piñas y los cocos.

miguel mayoral actualizada

De ahí que a la idea de que el trabajo es un mal y el ocio es un bien se han opuesto otras de que el trabajo lucrativo tiene un elevado carácter ético, en tanto que las actividades derivadas del ocio son sospechosas moralmente.