Enrique de Santiago



Enrique de Santiago

enrique_santiago_opinion_noticiascyl

Pero, si por los negocios del Rey emérito los ciudadanos ponemos en cuestión la Corona, ¿Cuánto tiempo llevamos poniendo en cuestión a los políticos y nadie pide acabar con ellos y con una democracia de corruptos?”.Los que estamos asqueados de una democracia que no nos representa, que está cubierta por destripaterrones que solo buscan servirse y no servir a la Nación que los eligió, incluso alguno tras ser elegido quiere acabar con esa Nación que les puso donde están, pero en lugar de pedir que los quemen en la hoguera queremos que los valores de honradez, trabajo, prudencia, sacrificio y valía vuelvan a la política y despidan o coloquen donde les corresponde a tanto desorejado manguta, para implantar y reimplantar controles al poder, limitaciones al poderoso y que el ciudadano pueda evaluar constantemente a quienes votó, del mismo modo que a los profesionales nos evalúan los clientes todos los días y, cuando no damos la talla, cambian a otro profesionalLlevamos muchos años inquietados y perturbados por una clase política que no da la talla, que nos traiciona constantemente, que su nivel es patético, que no hay uno, de los 350 diputados, por el que poner la mano en el fuego sin quemarte, que vemos cómo nos aplican austeridades y medidas que para ellos nunca son desarrolladas y que cobran lo que no se ganan.Que al Rey emérito deben de tomarle la medida, claro que sí, su hijo que lo hace desde la regeneración; pero, si son los políticos no podrán serlo aquellos que están en el presente, sino unos real y efectivamente regenerados y limpios, no puede el “caganet” venir a hablar de limpieza, ni el que tiene diarrea a hablar de estreñimiento.Te imaginas qué sentiría si estoy inquietado y perturbado con esta caterva que nos dirige, si el Jefe del Estado fuera Aznar, Sánchez o el desagarramantas del coletas, pero si el emérito se ha desviado del camino, imagínate por qué camino nos llevarían estos que ya han demostrado de lo que pueden ser capaces.España está inquietada y perturbada, pero no por el Rey emérito, sino por el jaez que nos dirige, cuadrilla de zurriburris que por un euro de madera está vendiendo aquello que juraron defender.Por supuesto que hay que pedir limpieza, transparencia y dignidad, pero para eso ellos deben de poseerlas en primer lugar, cómo vamos a hacerlo con una Fiscal General que gusta de la trata de blancas y la prostitución para obtener información “vaginal, éxito asegurado” ….

enrique_santiago_opinion_noticiascyl

Quizás, el haber sido militante del PSOE le sirve de estigma con ese partido para su crueldad, pero él con un pequeño grupo que le apoya, de diferentes ideologías, lucha por la unidad, por el pasado, por el saber qué fue de mi padre en el bando facha o en el rojo, durante la Guerra incivil que vivimos en este país.El apoyo a ese movimiento es gratuito, e incluso oneroso para alguno que nos cuesta dinero, tiempo y/o esfuerzo, que se nutre de donaciones pequeñas de pequeños o grandes hombres o mujeres de este país.Policarpo cayó en manos del bicho (covid19) y estuvo entre la vida y la muerte, miles de personas anónimas, o no, han preguntado por su salud, todos los partidos con mayor o menor calor han consultado por su vida y, únicamente el PSOE ni siguiera preguntar si había muerto.En política yo pensaba que el ser humano superaba la ideología, pero tras los insultos recibidos, los deseos de que enferme y la falta de empatía humana para con Poli, comprendo que el ser humano sólo lo es para algunos si piensa o milita con él.Si querer recuperar el pasado histórico sin manipulaciones, sin torcidas intenciones, sino tal cual, objetivamente expuesto en los documentos, para que las interpretaciones y los sesgos los pongan los profesionales, es un pecado y si apoyar, contar con la amistad sincera, o defender a un amigo como Policarpo es un pecado….

enrique_santiago_opinion_noticiascyl

Si un partido en sus primeras dos líneas te manifiesta que busca la “autodeterminación” y la creación de un “proceso de paz y la solución democrática del conflicto” nos está manifestando que no quiere vivir en democracia en España y que el terrorismo es un instrumento legítimo de la política regional.Cuando un partido te dice que es una organización política de la clase trabajadora, que luchan contra todo tipo de explotación, aspirando a transformar la sociedad para convertirla en una sociedad libre, igualitaria, solidaria y en paz, que lucha por el progreso de los pueblos te indica que sigue anclado en la ya superada lucha de clases, que cuando pierda dicho discurso lo sustituirá por cualquiera otra forma dicotómica de contemplar la sociedad y que se auto irroga la visión del progreso social.En otros casos se autodefinen como de centro reformista o no te dicen cuáles son sus principios, ocultándolos en términos ambiguos como liberal progresista, demócrata y constitucionalista, lo que te transmite es que no desea claramente expresar su oferta y se encubre en inconsistentes afirmaciones u oscuras referencias.Existen otros partidos, que referencian su ideología a la defensa de determinados valores, principios o posiciones frente a los problemas sociales, en unas ocasiones como simples plagios carentes de verdad, en otras como maquetas de una vivienda que no saben construir y muy pocas como sólidas líneas de acción que les falta ver la luz del gran público.

enrique_santiago_opinion_noticiascyl

Poco antes había finiquitado los controles, constitucionalmente establecidos, con los recursos previos de inconstitucionalidad, el Banco de España, el Tribunal Constitucional, etc.          Esos pasos fueron andados sobre ellos por el PP, que no sólo no tocó ni una coma, sino que ahondó en el camino, de forma que todo aquello que diferencia a la democracia del totalitarismo, es decir, el control del poder, la accountability general, la transparencia, el adecuado circular de las comisiones parlamentarias y el contrapeso de los poderes del Estado, se fue por el sumidero, mientras vivíamos una aparente situación de libertad y cachondeo          Hemos ido retorciendo la Constitución para mantenerla con vida y hemos desarrollado los mejores y más prósperos años, pero hemos ido perdiendo en control democrático, hemos caído en calidad democrática que no se recupera con la asamblea, ni con la amenaza como pretende PODEMOS, sino con el trabajo de solidez del control al poder, el restablecimiento de un CGPJ independiente, un Banco de España y de su inspección sólida y sin interferencias políticas, una nueva redacción de las comisiones de investigación que sean útiles y responsables, un sistema de control y transparencia sometido a los oportunos criterios de auditoria legal, y no sólo contable, en manos de profesionales e independientes que puedan realizar su trabajo con celeridad y pulcritud, evitando la manipulación y el control político.