Eduardo Madroñal Pedraza



Eduardo Madroñal Pedraza

Despliegue militar de EEUU por el mundo

Y ello sin importar qué partido estuviera en el poder, fuera el republicano o el demócrata, sea ahora la administración Trump o la administración Biden, los oligarcas y conglomerados financieros, llamados el complejo militar-industrial, que detentan sectores determinantes del poder hegemónico estadounidense tienen un papel clave, y más en tiempos en los que Estados Unidos se encamina hacia su ocaso como superpotencia.

Firma telematica madroñal

En el tratado participan 15 países de Asia y Oceanía -los 10 miembros de la ASEAN junto con China, Australia, Corea del Sur, Japón y Nueva Zelanda-, ya que India, participante en todas las negociaciones previas, ha decidido no firmar el acuerdo de momento por razones de “interés nacional”, es decir, el déficit actual en su balanza comercial.

Eduardo madronal pedraza

En lo cultural las fuentes de Carriedo y de Calderón de la Barca, las murallas de Manila que datan de 1574, la Real Fortaleza de Santiago, el Palacio de Malacañang, residencia oficial del presidente de Filipinas, la Fuerza de Nuestra Señora del Pilar, en Zamboanga, las catedrales de Manila, Lipa y Calasiado, así como las iglesias de San Agustín, Malate y San Sebastián y los templos provinciales de Paoay, Tanay, Dingras, Lucbán, Gumaca, Morong, Barasoain y Naga. Así como los monumentos a Legazpi y Urdaneta, al arzobispo Miguel de Benavides, al botánico Sebastián Soler y al Gobernador General Simón de Anda y Salazar y la maravilla mundial que es el órgano de bambú de las Piñas.

Biden

Biden investido es la superpotencia en su ocaso La administración Biden debe afrontar el mismo dilema que la de Trump hacer frente al ocaso imperial de la superpotencia norteamericana, al ascenso de nuevos centros de poder que aspiran a un orden mundial multipolar, y a la incesante lucha de los países y pueblos del mundo por zafarse del dominio norteamericano.

Eduardo madronal pedraza

Desde su puesto de mando en la Casa Blanca, Kissinger fue el “cerebro” del golpe y posterior represión de Pinochet en Chile y de la junta militar en Argentina, impulsó la “Operación Condor”, una transnacional del terror que agrupaba a los regímenes fascistas proyanquis del cono sur, o instigó genocidios para exterminar grupos revolucionarios.