El burgalés Agustín Javier Zamarrón, el mayor del Congreso, preside la Mesa de Edad

La formación de la Mesa de Edad, que preside el diputado electo del PSOE por Burgos, Agustín Zamarrón, por ser el de mayor edad, 73 años, ha dado inicio a la sesión constitutiva del Congreso de la XIV legislatura

FuenteEuropa Press
Agustín Javier Zamarrón
loading...

El diputado del PSOE por Burgos, Agustín Zamarrón, presidente de la Mesa de Edad que dirige la sesión constitutiva del Congreso, ha aprovechado la oportunidad que le ha brindado el Reglamento de la Cámara para dirigirse al hemiciclo y pedir «perdón» a los ciudadanos por la incapacidad de los diputados para formar gobierno en la XIII Legislatura.

Zamarrón, conocido ya como ‘el Valle Inclán’ del PSOE ha abierto la sesión aludiendo al artículo 99 de la Constitución que, según ha recalcado, recoge el «artificioso modo» para el nombramiento del presidente del Gobierno y la conformación de «un gobierno legítimo y pleno en sus atribuciones». «Al hacerlo determina la grave responsabilidad de los intervinientes en el proceso, la responsabilidad de los diputados y de la Cámara entera», ha subrayado, incidiendo en que en este proceso la «responsabilidad», el «mérito» y el «empeño» son «distintos» para cada actor en el mismo.

«Más cualquier comentario al respecto en punto y hora es enojoso y a mi voluntad está vedado», ha admitido, dejando claro que no iba a repartir culpas. Eso sí, no ha dejado pasar la ocasión de pedir perdón por el incumplimiento de ese artículo en la anterior «.

Como diputado de mayor edad, a Zamarrón Moreno le ha tocado presidir desde las  10.00 horas la sesión constitutiva de la Cámara Baja, en la que se volverá a elegir a la socialista Meritxell Batet como presidenta del Congreso y se votará al resto de miembros de la Mesa del Congreso.

La duda de la jornada será si Vox entra o no en el órgano rector de la Cámara, así como en las ‘coletillas’ para acatar la Constitución que utilizarán los diputados electos, paso previo para asumir su condición de parlamentario.

No hay comentarios

Dejar respuesta