Sánchez niega en rotundo el electoralismo de la exhumación de Franco

Ha iniciado el discurso con las mismas palabra del último parte de guerra: "En el día de hoy..."

FuenteEuropa Press
loading...

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha iniciado este jueves la declaración institucional con la que ha valorado la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos con la misma fórmula que fue utilizada en el último parte de la Guerra Civil el 1 de abril de 1939.

«En el día de hoy, 24 de octubre de 2019, ha concluido las tareas de exhumación y traslado de los restos del dictador Francisco Franco de la basílica del Valle de los Caídos hasta el cementerio de Mingorrubio», ha relatado Sánchez desde el Palacio de la Moncloa una vez finalizado el traslado de los restos.

Sus primeras palabras son las mismas que fueron retransmitidas por Radio Nacional de España el 1 de abril de 1939 en el último parte de la guerra, que comenzaba también «en el día de hoy…». «Cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos nacionales. La guerra ha terminado», continuaba el parte, firmado por el mismo Franco.

Ese parte dio paso a 36 años de dictadura hasta la muerte de Franco el 20 de noviembre de 1975, cuando fue enterrado en la basílica del Valle de los Caídos. Más de 80 años después, Sánchez ha celebrado desde el Palacio de la Moncloa la exhumación del dictador en lo que ha definido como el fin a una «afrenta moral» y un «tributo» a todas las generaciones pasadas.

«Nos costó mucho tiempo deshacernos de un régimen opresor. Y casi nos ha llevado el mismo tiempo apartar los restos de su artífice del homenaje público», ha reconocido Sánchez en su declaración.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha negado que la exhumación de los restos de Franco este jueves sea un acto electoralista porque el Ejecutivo se comprometió a hacerlo en cuanto pudiera «y este es el momento, ni un día antes ni un día después». También ha apuntado que a partir de este momento es necesario trabajar en la identificación de los miles de enterrados que quedan en el Valle de los Caídos, «una infamia que más pronto que tarde deberá ser reparada».

En una declaración institucional desde La Moncloa tras concluir el traslado de los restos de Franco al cementerio de Mingorrubio, Sánchez ha destacado que a partir de ahora el Valle de los Caídos no será un mausoleo de homenaje a un dictador sino que «simbolizará el recuerdo de un dolor que no debe volver a repetirse y un homenaje a las víctimas del odio».

El presidente del Gobierno ha iniciado su intervención con la misma expresión del último parte de guerra emitido por el lado franquista en 1939 para anunciar que hoy ha concluido «un largo proceso». «En el día de hoy, 24 de octubre de 2019, han concluido las tareas de exhumación y traslado de los restos del dictador Francisco Franco desde la basílica del Valle de los Caídos hasta el cementerio de Mingorrubio», ha proclamado de entrada el presidente del Gobierno.

Sánchez ha explicado que los tres poderes del Estado se han pronunciado a favor de este traslado para terminar «con una anomalía» de la democracia española, un mausoleo construido por la dictadura «y a mayor gloria de la dictadura». «Se da un paso más en la reconciliación, que sólo puede descansar en la democracia y la libertad que compartimos. Y nuestra democracia se prestigia a los ojos del mundo, atendiendo a unar ecomendación respaldada entre otros organismos por Naciones Unidas», ha añadido.

Ha explicado que el Legislativo aprobó «sin un voto en contra» la exhumación del dictador del Valle de los Caídos, el Ejecutivo decidió cómo materializarla y el Judicial «ha respaldado» el procedimiento por sentencia del Tribunal Supremo. «Así funciona un Estado social y democrático de derecho como es España», ha dicho.

Pedro Sánchez también ha respondido a las críticas por la coincidencia de la exhumación con la precampaña por las elecciones del 10 de noviembre. Ha explicado al respecto que el Gobierno anunció que Franco sería trasladado «en el mismo momento en que fuera posible» y ese momento ha sido ahora, «ni un día antes ni uno después», ha defendido.

Miles de personas sin identificar

Ha dicho además que el Valle de los Caídos es a partir de ahora un lugar diferente y representa un homenaje a todas las víctimas que siguen allí enterradas. Ha recordado que los restos de 34.000 personas fueron trasladados hasta el Valle, en muchos casos sin conocimiento siquiera de sus familias y sin consentimiento, y que un tercio permanece sin identificar.

«Es, por tanto, una infamia que más pronto que tarde deberá ser también reparada, como habrá de serlo igualmente el que aún hoy existan miles de fosas dispersas por toda nuestra geografía. Es una aberración que debemos afrontar con decisión. Por justicia y dignidad. Pero, sobre todo, por pura humanidad», ha asegurado el presidente del Gobierno.

Ha tenido igualmente un recuerdo para los exiliados por la Guerra Civil, para los encerrados en campos de concentración, para quienes lucharon en la Segunda Guerra mundial contra el fascismo y para los que sufrieron la dictadura, «humillados durante décadas».

«La generación de nuestros abuelos se enfrentó en una contienda feroz. La generación de nuestros padres se reconcilió en un acto de concordia. Hoy, rendimos un tributo a todas las generaciones pasadas y con el pensamiento puesto en las generaciones futuras, proclamamos que la enseña de la democracia y la convivencia ondeará siempre en nuestra patria», ha concluido Sánchez.

No hay comentarios

Dejar respuesta