Gobierno central: los aranceles interpuestos por Trump son “inaceptables”

Esta medida de la Administración Trump supondría una pérdida de 1.000 millones de euros para los productos españoles

FuenteEuropa Press

El Gobierno ve «inaceptables» las sanciones provisionales anunciadas por la Administración de Trump a determinados productos agroalimentarios europeos, si bien está «seguro» de que España y Europa sabrá responder y hará frente a las medidas proteccionistas, ya que «Europa también es grande y es uno de los momentos para demostrarlo».

Así lo ha indicado la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, después de que la Administración de Trump haya publicado una lista con los productos agroalimentarios que podrían sufrir la imposición de nuevos aranceles, lo que en España afectaría a productos por importe de cerca de 1.000 millones de euros.

«Las sanciones provisionales anunciadas por el Gobierno norteamericano nos parecen y son inaceptables», ha indicado Celaá, a lo que se ha sumado instantes después el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ante la posible imposición de aranceles, que afectaría principalmente a Italia, Francia, Alemania, Reino Unido y España, con especial incidencia en productos como el vino, el aceite, cítricos, embutidos o el queso.

Celaá ha admitido que la guerra arancelaria podría provocar perjuicios en varios e importantes sectores productivos españoles, si bien ha indicado que el Gobierno confía «plenamente» en la negociación y el multilateralismo.

«El Gobierno de España, hombro con hombro con la UE, hará frente a las amenazas comerciales», ha aseverado, abogando por el arbitraje y el diálogo «más que por las represalias».

En cualquier caso, ha dicho que España y Europa «sabrán responder a las medidas proteccionistas y nacionalistas de los gigantes internacionales» y ha subrayado que «Europa también es grande y es uno de los momentos para demostrarlo».

La portavoz del Gobierno también ha reconocido que hay «evidentes signos de desaceleración económica mundial», si bien ha recalcado que España mantiene índices de crecimiento superiores a la media europea y ha recordado que siempre se ha regido por la «prudencia».

Cifra en alrededor de 1.000 millones el impacto en el sector agroalimentario

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, se reunirá la próxima semana con las comunidades autónomas y los sectores afectados con el objetivo de consensuar un frente común ante el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles del 25% a los productos agrícolas.

«Nos parece inaceptable que el sector agroalimentario español esté sufriendo las represalias comerciales en relación a un conflicto aeronáutico», ha afirmado el titular de Agricultura en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha reconocido, no obstante, que existe margen de negociación entre Estados Unidos y la Unión Europea para anular «total o parcialmente» la lista de productos afectados.

Durante su comparecencia, el titular de Agricultura ha explicado que la OMC ha autorizado a EE.UU. a imponer aranceles a productos procedentes de la UE por hasta 7.500 millones de dólares (6.841 millones de euros) al año.

En este sentido, Planas ha precisado que el impacto económico rondaría aproximadamente los 1.000 millones de euros para el sector agroalimentario español, siendo los sectores del vino, aceite, aceitunas y cítricos, los más afectados por esta decisión de la Administración de Donald Trump.

«Estamos al lado de los productores de aceite de oliva, viticultores, productores de porcino y de quesos y de cítricos que van a verse afectados eventualmente por estas medidas de retorsión que en absoluto están justificadas», ha recalcado Planas.

En concreto, según ha explicado, la ‘hoja de ruta’ del Gobierno se centrará en intensificar los contactos comunitarios este fin de semana y la próxima semana, a lo que se sumará la reunión del próximo lunes con las comunidades autónomas y, al día siguiente, con los sectores afectados, con el fin de establecer una posición común de España «en la defensa de los intereses de todos».

Margen negociador

«Hay margen de negociación y esperamos y deseamos no entrar en un conflicto comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea, creo que nuestra posición es firme; si alguien inicia un conflicto debe ser responsable del mismo», ha resaltado Planas, quien ha apuntado además la posibilidad de examinar mecanismos de apoyo y compensación para los sectores afectados.

«Lo normal sería entrar en un proceso negociador», ha insistido el ministro de Agricultura, quien ha instado a la Unión Europea a «hacer todo lo que esté en su mano» para evitar que la lista de productos afectados por los aranceles de Trump no entre finalmente en vigor. «La Comisión Europea tiene en el cajón la posibilidad de represalias comerciales que no se han aplicado», ha añadido.

Planas ha resaltado que la postura de firmeza ante los aranceles debe ser «clara» por parte de la Comisión Europea, a quien ha pedido la «máxima defensa» y ha subrayado además que, al margen, el Gobierno español utilizará todas las medidas diplomáticas a su alcance para que la defensa de sus intereses sea «eficaz».

Planas ha resaltado que aún existe margen de negociación hasta el día 14 de octubre, fecha que la que la Organización Mundial del Comercio (OMC) celebrará una reunión especial de su Órgano de Solución de Diferencias a petición de Estados Unidos para tomar una decisión de arbitraje sobre las subvenciones que Airbus recibió por parte de la Unión Europea. «Somos un Gobierno en funciones, pero un Gobierno en acción que defiende los intereses de sus ciudadanos», ha subrayado.

El titular en funciones de Agricultura ha recordado que en la lista Reino Unido tiene el whisky y la malta. «Un Gobierno próximo a Trump también figura, así que algo habrá ido mal para estar en la lista», ha señalado, tras recordar que estas sanciones caen sobre los países miembros del consorcio Airbus (España, Reino Unido, Alemania y Francia).

De esta forma, ha reiterado que la Comisión Europea es la encargada de «defender los intereses comerciales de los países miembros y de sus empresas», pero ha recalcado que el Gobierno «usará todos sus medios para defender los intereses» nacionales.

No hay comentarios

Dejar respuesta