Detenido en Francia Josu Ternera, histórico dirigente de ETA

La Guardia Civil y los servicios de policía 'galos' ponen fin a 17 años de fuga

FuenteEuropa Press
El etarra Josu Ternera./ Europa Press

José Antonio Urruticoetxea Bengoetxea, alias ‘Josu Ternera’, ha sido detenido este jueves tras 17 años fugado en una operación en la que han participado la Guardia Civil y el Servicio de Inteligencia interior galo, según ha confirmado el Ministerio del Interior. La detención se ha producido en las primeras horas de la mañana en la localidad de Sallanches, en los Alpes franceses.

La operación ‘Infancia Robada’, que continúa abierta, se ha llevado a cabo tras seguir la pista la Guardia Civil y el DGSI a Josu Ternera, de 69 años de edad, en su residencia cerca de la localidad de Saint Gervais les Bains, en una zona muy concurrida para la práctica de deportes de invierno y a escasa distancia de las fronteras entre Francia, Suiza e Italia.

El integrante de la organización terrorista ETA más buscado por los servicios policiales tanto españoles como franceses ha sido detenido en la localidad de Sallanches, Departamento de Alta Saboya (74). Sobre Josu Ternera pesa una Orden Internacional de Detención dictada por Interpol.

Según el departamento que dirige en funciones Fernando Grande-Marlaska, la detención de este veterano terrorista representa «la muestra del compromiso en la lucha contra el terrorismo y en el resarcimiento a todas sus víctimas», un compromiso que, añade Interior, se mantienen en la búsqueda de otros terroristas huidos de la acción de la justicia, manteniendo contactos con decenas de cuerpos policiales y servicios de inteligencia de terceros países.

Prófugo de la justicia desde 2002 

Josu Ternera llevaba prófugo de la Justicia desde 2002, año en la que protagonizó su última aparición pública, en Ginebra, donde participó junto a Arnaldo Otegi en una reunión con periodistas de la Asociación de Corresponsales Acreditados ante la ONU en la sede de las Naciones Unidas en la capital suiza.

Con Josu Ternera cae el último líder simbólico que le quedaba a ETA una vez derrotada. Su vida transcurrió entre los cargos de representación pública y la clandestinidad, pero siempre al servicio de una organización en la que ejerció prácticamente todas las funciones, incluido la de negociador en los fallidos procesos de diálogo con el Gobierno.

Los esfuerzos desarrollados han sido una labor permanente que se intensificó a raíz de su participación en el último comunicado de ETA el día 3 de mayo de 2018, según ha subrayado Interior. Han sido muchas las pistas seguidas para la localización del terrorista hasta su localización en los Alpes franceses.

Tras el cese de violencia el 20 de octubre de 2011, ETA abrió un debate interno entre sus presos y escenificó la entrega de armas en Francia. Hace ahora un año, tanto Josu Ternera como Soledad Iparragirre, ‘Anboto’, participaron en el comunicado de disolución en el que la banda terrorista insertó sendos audios de estos veteranos terroristas.

La búsqueda de Josu Ternera se remonta a su paso a la clandestinidad en noviembre de 2002, cuando era parlamentario por Euskal Herritarrok, tras haber sido citado a declarar por el Tribunal Supremo por ordenar el atentado contra la Casa Cuartel de Zaragoza en el que fueron asesinados 11 personas, 6 de ellas menores de edad.

No hay comentarios