Los mejores programas humorísticos de televisión reclaman al salmantino Alberto Cabrillas

Tras vencer el pasado mes de diciembre en el primer Concurso Nacional de Monólogos de Helios, el joven Alberto Carrera Sánchez tendrá presencia en el programa 'Late Motiv' de Andreu Buenafuente y en una nueva edición de 'El Club de la Comedia'. El próximo 3 de mayo estrenará monólogo en el Teatro Calderón de Peñaranda de Bracamonte

FuenteRedacción

Las puertas de los mejores programas de humor de la televisión nacional se abren para el salmantino Alberto Carrera Sánchez, más conocido por sus monólogos como Alberto Cabrillas por el nombre de su pueblo. Tras vencer el pasado mes de diciembre en el primer Concurso Nacional de Monólogos de Helios, en su primera participación, su sano humor rural ha llamado la atención de ‘Late motiv’ de Andreu Buenafuente y ‘El Club de la Comedia’, donde tendrá presencia en sus nuevas temporadas.

Son dos citas ya cerradas en una agenda que comienza a llenarse para este humorista salmantino, profesor de Educación Física en un pueblo soriano, Covaleda, que comenzó actuando para las águedas de su pueblo y ahora no para de recibir propuestas por toda España. Los salmantinos tendrán la ocasión de presenciar su nuevo monólogo el próximo 3 de mayo en Peñaranda de Bracamonte, a las 21:00 horas en el Teatro Calderón al precio de siete euros.

En una reciente entrevista con NOTICIASCYL, aseguraba que «la educación es lo primero, he luchado mucho para ser maestro, pero si se abren puertas en el humor, hay que aprovecharlas”. Puertas como la televisión, su gran ilusión, o compartir escenario con Goyo Jiménez, Leo Harlem o el Mago More. Puertas también como las de teatros de toda España, el Liceo de Salamanca le encantaría, pero con los pies en el suelo, porque “si veo que me va a cambiar mi forma de ser, antes lo dejaría, lo tengo muy claro”.

Quienes puedan disfrutar de su humor se encontrarán con historias elaboradas a partir de experiencias propias, «siempre meto a gente de pueblo, cuento cómo somos, sin pelos en la lengua, resaltando aquello que nos hace especiales, pero sin llegar a ofender”. Porque Alberto considera que “se puede contar un chiste desde el respeto y la educación, pero sin dañar a otra gente, aunque sea humor, en el humor no todo vale”.

Un salmantino es la nueva sensación de los monólogos de humor

Alberto Cabrillas: “Se puede hacer humor sin dañar a otra gente”

No hay comentarios