Detectada una extracción fraudulenta de grava y piedra que podría haber alterado caminos y lindes

FuenteEuropa Press
Imagen: Europa Press

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha detectado en la comarca burgalesa de Odra-Pisuerga un yacimiento irregular de áridos cuyos responsables se lucraban con la venta de grava previa extracción fraudulenta de piedra y roca del subsuelo, lo que podría haber ocasionado alteraciones en lindes y el levantamiento de caminos agrícolas.

Según ha informado el Instituto Armado a través de un comunicado remitido a Europa Press, se han levantado dos actas de denuncia a una empresa burgalesa tras la inspección practicada al paraje en el que efectuaba obras, por realizar aprovechamiento de recursos mineros con fines comerciales sin la pertinente concesión administrativa y por aprovechamiento de áridos sin poseer licencia ambiental.

Semanas atrás, el Seprona detectó un movimiento de tierras realizado a cierta profundidad con indicios de haberse llevado a cabo una extracción de piedra y roca en varias parcelas de cultivo y sus alrededores en la comarca Odra-Pisuerga.

Tal como han señalado las mismas fuentes, el paso de una máquina podría haber deformado caminos por la rodaduras dejadas y alterado lindes, lo que podría repercutir en el medio ambiente.

Las pesquisas llevaron hasta una empresa del sector de la obra civil, donde se detectó la presencia de maquinaria pesada (planta portátil de machaqueo, excavadora y pala cargadora) así como también un gran cantidad de piedra de gran tamaño y acopio de áridos gruesos.

La empresa se lucraba de la venta de los áridos obtenidos tras la transformación y machaqueo de la piedra y roca extraída previamente fraudulentamente; los trabajos realizados eran con fines de aprovechamiento de recursos mineros (aprovechamiento con fines comerciales de un recurso geológico) y no de mejora de fincas rústicas con fines agrarios en los que se amparaba la empresa.

Además de carecer de la concesión administrativa correspondiente para dichos aprovechamientos, tampoco había obtenido la licencia ambiental reglamentaria, susceptible de ocasionar molestias, causar daños al medio ambiente y riesgo para personas y bienes.

Las actas-denuncia confeccionadas han sido remitidas a los Servicios Territoriales de Medio Ambiente y de Industria, Comercio y Turismo de la Junta de Castilla y León.

No hay comentarios