Identificados por robar móviles al despiste

El modus operandi de estas personas era llevar un papel con palabras escritas en algún idioma distinto al castellano para que se hiciera imposible su comprensión y poder crear confusión a la víctima

FuenteEuropa Press

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han identificado a dos mujeres y un hombre por sustraer móviles al descuido en comercios de Burgos después de distraer a sus víctimas con un papel.

Los hechos se remontan a noviembre, cuando la Policía Nacional detectó un aumento inusual en el número de denuncias presentadas por la sustracción al descuido de dispositivos de telefonía móvil en establecimientos comerciales, ilícitos penales no habituales en esta ciudad.

En todos los hechos denunciados existía un mismo patrón común, la sustracción de terminales de telefonía móvil en establecimientos comerciales en horario de apertura al público en momentos en los que habitualmente sólo había una persona en el comercio.

Así, en unas ocasiones un hombre y en otras una mujer accedían a distintos establecimientos de la ciudad con un papel en la mano y se dirigían a los empleados en idioma extranjero, usaban diversas maniobras de distracción y sustraían los teléfonos móviles que se encontraban sobre mesas o mostradores para seguidamente abandonar apresuradamente el lugar.

Papel para despistar

El modus operandi de estas personas era llevar un papel con palabras escritas en algún idioma distinto al castellano para que se hiciera imposible su comprensión y poder crear confusión a la víctima, para lo que lo dejaban encima del móvil que se encontraba apoyado sobre una mesa o mostrador.

Cuando el delincuente ya había importunado lo suficiente, recogía los papeles con una maniobra y lograba llevarse también el teléfono junto a ellos.

Normalmente para evitar ser descubiertos solía haber otra persona en las inmediaciones que realizaba labores de vigilancia y cobertura.

Estos individuos identificados hacen del hurto su “modus vivendi”, tienen numerosos antecedentes por hechos de similar naturaleza y requisitorias tanto judiciales como policiales, la mayoría de ellos en la Comunidad de Madrid, si bien últimamente se han desplazado a otras ciudades cercanas como Burgos y anteriormente Valladolid, donde cometen este tipo de hechos en los que se hace más difícil su reconocimiento ya que no son delincuentes habituales en esta ciudades.

En este tipo de delitos los efectos sustraídos son despiezados para su venta por partes o distribuidos a otros países, bien al norte de África o a países del Este para evitar ser localizados en España, lo que dificulta las investigaciones policiales.

No hay comentarios