Burgos protagoniza la mayor incautación de heroína en diez años

Policía Nacional y Guardia Civil han acabado con una banda criminal dedicada a la venta de grandes cantidades de heroína a traficantes. Es la mayor operación en nuestra Comunidad en los últimos diez años.

Material intervenido por la Policía y la Guardia Civil. Fotografía: Europa Press.

El Grupo de Estupefacientes de la Policía Nacional y el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas de la Guardia Civil han desarticulado en la provincia de Burgos una banda criminal dedicada a la venta de grandes cantidades de heroína a traficantes, según ha explicado este lunes el subdelegado del Gobierno, Roberto Saiz.

Se trata de la mayor operación de incautación de heroína registrada en Castilla y León en los últimos diez años y se ha saldado con la detención de diez personas, siete hombres y tres mujeres, de nacionales española y búlgara.

Todos los detenidos, con edades comprendidas entre los 40 y 70 años, han pasado ya a disposición judicial y a ellos se les imputan los delitos de tráfico de droga, asociación ilícita y revelación de secretos.

A principios de noviembre, se tenía conocimiento de que una mujer, ya investigada en el marco de otro dispositivo similar hace cuatro años, se ofrecía entre los traficantes habituales de Burgos para el suministro de heroína.

Tras los trabajos oportunos, agentes de la Policía Nacional la detenía en posesión de medio kilo de heroína, tras lo cual se ampliaba la investigación ante las sospechas de que pudiese formar parte de un grupo organizado.

Las pesquisas realizadas desde entonces condujeron a los agentes a la interceptación, en una vigilancia, de un transportista y otros dos miembros de la banda, que también fueron detenidos en posesión de un kilo de heroína.

Las investigaciones llevaron a los agentes a solicitar dos registros domiciliarios, uno en la localidad de Hontoria del Pinar, en la residencia donde cohabitaban el jefe de la banda y su mujer, y otro en un hotel ubicado en Burgos, en el que se alojaba el transportista.

Estos registros permitieron la incautación de otros dos kilos y medio de heroína, medio kilo en la vivienda del cabecilla de la banda en Hontoria del Pinar y el resto en el establecimiento hotelero de la capital burgalesa.

A este trabajo se sumó, hace una semana, la detención de otras tres personas que pertenecían a la misma agrupación, cuyo acometido era el de ejercer de traductores y transportistas de compradores de droga. A lo largo de esta operación, se han intervenido más de 3.000 euros y se han incautado dos vehículos y casi cuatro kilos de heroína, el equivalente a unas 40.000 dosis.

No hay comentarios

Dejar respuesta