Ibáñez alude a la “sensatez” y reclama una solución “urgente”

En total son 440 millones que el Gobierno debe a la comunidad

FuenteEuropa Press

El consejero de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Ángel Ibáñez, ha alertado este viernes del «riesgo» en la prestación de servicios públicos en las comunidades autónomas si no se da una solución «urgente» al problema de la financiación autonómica.

Ibáñez, que ha participado en Burgos en la inauguración del curso académico de la Universidad Isabel I, ha insistido en que la situación «está empezando a ser muy preocupante» en el conjunto de las comunidades autónomas y ha señalado que es una cuestión que deja a un lado los signos políticos de las mismas.

En este sentido, ha explicado que se reclama que «impere la sensatez» en quien tiene la responsabilidad de formar gobierno y ha recalcado que esto no debe basarse en una posición puramente partidista, ya que se está poniendo en riesgo la prestación de servicios públicos.

Ibáñez ha recordado que esta coyuntura se traduce en unos 440 millones de euros que el Gobierno central debe a Castilla y León y ha urgido a que se desbloqueen los pagos para que se puedan satisfacer las necesidades de las diferentes regionales.

En cualquier caso, ha remarcado que Castilla y León no puede aceptar que se originen «situaciones discriminatorias» entre las comunidades autónomas, al darse la circunstancia de que unas puedan ver satisfechas sus necesidades y otras no.

Por ello, ha realizado un llamamiento a un «último esfuerzo» para que se conforme «con urgencia» un Gobierno central estable y se solventen los problemas que existen, especialmente los relacionados con la financiación autonómica porque, de lo contrario, los servicios públicos «se verán en riesgo en próximas fechas».

No hay comentarios

Dejar respuesta