El yacimiento de Torrelara, clave para el estudio de dinosaurios en Europa

Los resultados de la tercera campaña de excavaciones en este yacimiento han sorprendido con un animal de características gigantes y uno de los esqueletos más completos de la península

FuenteEuropa Press
Imagen: Europa Press

El yacimiento de Torrelara, ubicado en la provincia de Burgos, se ha confirmado como pieza «clave» en el estudio de las faunas de dinosaurios en Europa en el tránsito del periodo Jurásico al Cretácico, según ha señalado este martes el responsable del Colectivo Arqueológico Paleontológico Salense, Fidel Torcida.

Torcida, quien ha presentado los resultados de la tercera campaña de excavaciones en este yacimiento, ha puesto en valor los hallazgos en este enclave, donde se han recuperado en esta campaña más fósiles de un dinosaurio saurópodo, un animal de características gigantes y que ya se presenta como uno de los esqueletos más completos del norte del Sistema Ibérico.

En concreto, se han recuperado varios elementos más de este ejemplar localizado en la primera campaña de excavaciones, principalmente vértebras dorsales y caudales, costillas y algún elemento craneal, así como dos dientes completos, que permitirán avanzar en la datación de este dinosaurio.

Al margen de los resultados en torno a este dinosaurio, del que se cree que existen dos ejemplares por los restos hallados, la campaña de excavaciones ha arrojado otros descubrimientos, un total de 169 registros, hasta convertirse en la «más fructífera» de las acometidas en este emplazamiento.

Entre los hallazgos, destaca la aparición de vértebras de un dinosaurio terópodo, un carnívoro de tamaño medio, la mayoría bien conservadas y completas, así como quince dientes de esta especie, cuyas formas apuntas a la presencia de distintos grupos como dromeoáurios, parientes del velociraptor, alosáuridos y otros.

Una de las piezas más singulares de las encontradas este verano, es un diente completo, con corona y raíz, de quince centímetros de longitud, mientras que se han encontrado además restos de dinosaurios tireófodos, de los que no se tenía conocimiento en el yacimiento de Torrelara, y ornitópodos.

También se han encontrado dientes de cocodrilos, placas óseas de tortugas, las escamas de un pez lepidotes y numerosas conchas de moluscos bivalvos acuáticos, lo que reafirma la riqueza faunística del
enclave.

Madera fósil

Por otro lado, se han recuperado ramas y fragmentos de troncos de madera fosilizada, así como hohas de gran tamaño y granos de polen de distintas plantas, que permiten hacerse una idea del ecosistema de este complejo de hace 145 millones de años.

La campaña de excavaciones de este año, en la que han participado 25 personas, tenía entre sus objetivos conocer las dimensiones del conjunto del yacimiento, sin embargo su extensión y profundidad, de hasta dos metros, han hecho imposible completar este propósito y se precisarán al menos dos campañas más para poder conocer con exactitud el tamaño del yacimiento.

A este trabajo habrá que sumar las labores de preparación y consolidación del gran volumen de fósiles recuperados, por lo que el Colectivo Arqueológico Paleontológico Salense trabajará en la búsqueda de recursos que permitan asegurar el desarrollo del proyecto, combinando en todo momento el ámbito de la investigación con el de la divulgación.

No hay comentarios

Dejar respuesta