La Universidad Isabel I presenta dos proyectos que vinculan educación y deporte

El Programa Juega Limpio, el Valor Educativo y Social del Deporte consiste en un conjunto de herramientas y recursos didácticos que combinan el aprendizaje en valores y el deporte, para su distribución por los centros educativos de toda España

FuenteUnversidad Isabel I
De izquierda a derecha: Theresa Zabell, Francisco Javier Martín del Burgo, Pedro de la Fuente, Alberto Gómez Barahona, Carlos Marchena y Marcos López

La Universidad Isabel I ha acogido esta tarde la presentación de dos novedosos proyectos en relacionados con el deporte y la educación. Por un lado, el Programa Juega Limpio, el Valor Educativo y Social del Deporte; y por otro, el proyecto europeo YODA Mentors, enmarcado en el programa Erasmus+ Sports, de mentorización para la carrera deportiva dual.

Dividido en la presentación de ambos proyectos y una mesa redonda, el evento ha estado protagonizado por Alberto Gómez Barahona, rector de la Universidad Isabel I; Francisco Javier Martín del Burgo, director del Programa Juega Limpio y presidente del Consejo Académico y Científico Asesor de la Isabel I; Carlos Marchena, director de la División Educativa del Grupo Anaya que edita el Programa Juega Limpio; Pedro Luis de la Fuente, subdelegado del Gobierno en Burgos; y Marcos López Flores, director del Servicio de Deporte de la Isabel I y project manager de YODA Mentors.

Programa Juego Limpio

El rector de la Universidad Isabel I, Alberto Gómez Barahona, ha subrayado la importancia de una iniciativa las características que tiene el Programa Juega Limpio, que conjuga los “valores del deporte como el esfuerzo, el sacrificio, la tolerancia o el diálogo” con “la educación”, poniendo el acento en el orgullo de ser parte de este proyecto y de YODA Mentors, dado que “el deporte y la educación están en nuestro ADN”.

Por otra parte, el rector también ha destacado “la importancia del Programa YODA Mentors para la mentorización en el deporte”, por su capacidad para motivar que “la relación entre la universidad y deporte sea cada vez más estrecha”. Para ilustrar la necesidad de desarrollar actuaciones planificadas y rigurosas en este sentido, Alberto Gómez Barahona ha recordado las “preocupantes cifras de deportistas que acaban arruinados y sin proyección vital, una cuestión de la que la sociedad debe ser consciente”, y en la que, ha apuntado el rector de la Universidad Isabel I, es fundamental diseñar y ejecutar planes de acción para fomentar e impulsar el vínculo entre el deporte y la educación.

“El deporte debe ser una herramienta pedagógica”, ha aseverado Javier Martín del Burgo, motivo por el que Juega Limpio no consiste solamente en un libro de apoyo para el profesorado que se distribuirá en todo el territorio nacional, sino que tiene cinco partes: el libro, dos recursos audiovisuales, un nuevo material pedagógico y visual presentado ayer y denominado galería de valores, y un último punto: “Exhortar a las Administraciones a la creación de unos premios que reconozcan el trabajo de formadores que inculcan los valores del deporte a esos jóvenes”, ha indicado el director del Programa. Además, ha añadido, “tenemos también la pretensión de instalar un observatorio para ver qué está sucediendo con estos valores del juego limpio en todo el mundo”.

A continuación, Javier Martín del Burgo dio paso al Decálogo Juega Limpio, un vídeo en el que, de la mano de un repaso a grandes logros del deporte español, se ha aportado a los asistentes un conjunto de diez normas básicas para el desarrollo de cualquier deporte de una manera limpia y educativa, así como para llevar una vida sana, ensalzando todos los aspectos que se pueden aprender del deporte y que lo convierten en una excelente herramienta para la formación en valores.

Carlos Marchena, director de la División Educativa del Grupo Anaya, ha recordado que fue en la Universidad Isabel I donde se gestó el Programa Juega Limpio, y ha apuntado que la editorial y la institución educativa firmarán un convenio de colaboración. Tras ello, Carlos Marchena ha anunciado también la entrega de un depósito de libros a la Universidad Isabel I.

El subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro Luis de la Fuente, ha querido poner en valor el esfuerzo y la pasión de todas las personas que participan en el deporte sin obtener “ni récords ni marcas”, como explicación a la educación y el aprendizaje en valores que representa. El subdelegado también ha apuntado “el sentido de las prácticas que nos ayudan a ser colaborativos y complementarios”, y el orgullo que siente de la ciudad y la provincia de Burgos, “que se realiza en buena medida por sus deportistas y por las familias” que viven el deporte burgalés al más alto nivel.

YODA Mentors

El proyecto YODA Mentors pertenece al programa Erasmus+ Sports, financiado por la Comisión Europea, y se adscribe a las políticas que combinan el deporte y la educación, pero también la inclusión social, la protección de los deportistas en la salud y la promoción del aprendizaje.

YODA Mentors, como ha explicado Marcos López Flores, iniciativa en la que la Universidad Isabel I trabaja a través de su Fundación junto a otros cinco socios europeos, se centra en trabajar la inclusión social, la aproximación al deporte con discapacidad y, sobre todo, la promoción de la carrera dual de los deportistas. Este concepto consiste en el desarrollo de la carrera deportiva a la vez que converge con la formación académica. “Al mismo tiempo que el deportista da un salto hacia la competición de alto nivel, debe dar un salto hacia la educación superior. Normalmente no puede mantener ambos aspectos y va a abandonar uno de los dos”, ha detallado el director del Servicio de Deporte de la Isabel I, para apuntar que “la carrera dual persigue establecer una metodología que permita compaginar el deporte y la formación académica”. Con el fin de lograr este objetivo, ha añadido, se busca profesionalizar la figura del mentor.

Para ello, el proyecto YODA Mentors replica, en cierto modo, el Programa Universitario de Alto Rendimiento Deportivo (UNARD) que desarrolla la Universidad Isabel I, y gracias al que se han podido formar cientos de deportistas de alto rendimiento en la institución académica, gracias a las facilidades que les aporta la posibilidad de cambiar fechas de exámenes o de entregas de trabajos, de forma que puedan compaginarlos con su calendario de competiciones y entrenamientos.

Mesa redonda

El acto se ha completado con una mesa redonda en la que han participado Theresa Zabell, doble medallista olímpica; Arturo Casado, profesor de la Universidad Isabel I y campeón de Europa de 1.500 metros; José Javier Hombrados, jugador internacional de balonmano; Javier Alberola Rojas, árbitro de Primera División; Carlos Alonso, gerente del club de baloncesto adaptado Servigest Burgos; y Marcos López Flores, director del Servicio de Deporte de la Isabel I y project manager de YODA Mentors. La mesa redonda ha estado moderada por el periodista deportivo burgalés Rodrigo San Salvador.

El debate ha revisado aspectos tan atractivos como la experiencia de los protagonistas en el deporte al más alto nivel, el desarrollo de políticas relacionadas con el deporte en el Parlamento Europeo que ha explicado Theresa Zabell tras su etapa como europarlamentaria, las posibilidades que ofrece YODA Mentors a la hora de formar deportistas de alto rendimiento para evitar situaciones en las que estos pierden su patrimonio, que ha comparado Arturo Casado con las condiciones existentes en su época de atleta; o las posibles salidas profesionales de los deportistas élite, que ha comentado José Javier Hombrados desde su perspectiva como internacional por España en balonmano y participante en el Programa Juega Limpio, valorando al mismo tiempo las fortalezas que tienen los deportistas a nivel de contactos y de conocimiento de una disciplina en concreto, al final de su trayectoria.

Desde el punto de vista de la Universidad Isabel I, Marcos López Flores ha apuntado que los deportistas suelen optar por los títulos más vinculados al deporte, si bien desde YODA Mentors se trabaja intensamente para facilitar cualquiera de las opciones académicas por las que quieran optar.

En el caso de Javier Alberola Rojas, ha detallado sus inquietudes formativas y cómo se ha planteado qué va a suceder cuando termine su carrera como árbitro, y ha adelantado también que va a cursar el Grado en Psicología en la Universidad Isabel I, si bien ha observado que es muy difícil compaginar el deporte de élite con la formación si no se reciben ayudas como las del Programa UNARD o las del proyecto YODA Mentors.

Carlos Alonso, por su parte, ha explicado que el trabajo de su club no se ciñe sólo al ámbito deportivo, sino que se trata de una empresa que también actúa en plano laboral para dar trabajo a sus deportistas, y ha valorado muy positivamente el trabajo vinculado al deporte adaptado que también contempla YODA Mentors y cómo ayudan estas acciones al mundo del deporte para personas con capacidades diversas.

No hay comentarios