Entregan en el Museo de Burgos los relieves visigodos recuperados

La Guardia Civil entrega al Museo de Burgos los relieves de Nuestra Señora de las Viñas recuperados en Londres

Agentes de la Guardia Civil y técnicos del Ministerio de Cultura y Deporte han entregado este miércoles al Museo de Burgos, ubicado en la calle Miranda, los relieves de la Iglesia de Nuestra Señora de las Viñas recuperados hace unas semanas en Londres, en un acto en el que ha participado la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones.

El Gobierno recibió la dos piezas hace tres semanas a través de la embajada de España en la capital británica, tras acordar la entrega voluntaria de los dos relieves con el ciudadano holandés que los había localizado cuando se encontraban en manos de un comprador que desconocía su procedencia.

A través de una acción coordinada de la Guardia Civil, el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Cultura y Deporte se ha previsto todo el dispositivo del traslado de las piezas históricas desde Londres hasta la capital burgalesa, lo que ha conllevado las pertinentes licencias de exportación desde Reino Unido.

El traslado también ha requerido la fabricación de unas cajas especiales para la preservación de los relieves y la puesta a disposición por parte de la Guardia Civil de un avión, con el objetivo de realizar el traslado bajo las pertinentes medidas de seguridad que conlleva una operación de estas características.

La operación se inició este martes, tras el aterrizaje del avión en Londres y el traslado hasta la ciudad de un grupo de agentes de la Guardia Civil, una funcionaria del Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos del Estado y un especialista en manipulación y embalaje de obras históricas y de arte.

Los relieves, debido a su exposición permanente en la intemperie, se encuentran muy humedecidos, por lo que han sido precisas unas medidas especiales de control durante su embalaje y traslado para garantizar las corrientes de aire y evitar en la medida de lo posible la condensación de las cajas donde fueron embalados.

Una vez en el Museo de Burgos, sus conservadores van a realizar lo trabajos necesarios para librar a los relieves de esa humedad para, a continuación, someterlos a una labor de restauración y de eliminación de aquello factores que puedan alterar su correcta conservación en el tiempo.

Los relieves recuperados, de unas dimensiones de 35 centímetros de longitud, 45 centímetros de anchura y 30 centímetros de altura y un peso aproximado de 30 kilos, forman parte de un conjunto escultórico conformado por 15 piezas.

No hay comentarios