Mañueco critica al Gobierno por “cargarse” la industria térmica y nuclear

Califica las políticas de "radicales"

Mañueco, durante su intervención en Burgos / Europa Press

El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha arremetido este viernes contra las políticas “radicales” del Gobierno central, que pretenden “cargarse” la industria térmica y nuclear, así como la de la automoción.

Mañueco, quien ha clausurado la convención provincial del PP de Burgos, ha insistido en que esta industria automovilística tiene “empleos limpios y honrados” y se ha comprometido a defender estos puestos de trabajo.

Alfonso Fernández Mañueco ha defendido la “experiencia” y la “credibilidad” del Partido Popular y ha remarcado que los ‘populares’ también llevan “estabilidad” al territorio y, por ello, ha recalcado que se han abordado los problemas de la gente, atendiendo sus necesidades.

Al respecto, ha señalado que siempre que gobierna el PP se habla de estabilidad en las pensiones, frente a la “inestabilidad” a la que se hace referencia cuando los que gobiernan a nivel nacional son los socialistas.

Alfonso Fernández Mañueco ha sostenido que el PP es el partido de las capas moderadas y ha reiterado que es el “la única opción” de centro y derecha en Castilla y León, por lo que ha animado a votar al Partido Popular, frente a la opción de la izquierda, a la que ha calificado de “demagógica”. “Lo ve todo en blanco y negro”, ha puntualizado.

En este sentido, se ha dirigido a la izquierda para preguntarle si la demagogia ha construido el Hospital Universitario de Burgos o el Complejo de la Evolución Humana y ha sostenido que eso solamente lo ha conseguido el Partido Popular.

Adelanto electoral

Mañueco ha hecho alusión a un posible adelanto de las elecciones generales y ha pedido al presidente del Gobierno Pedro Sánchez que “lo haga cuando antes” para llevar a Pablo Casado a la Moncloa. “En mayo vamos a ganar y vamos a por todas, no renunciamos a nada”, ha aseverado.

En este sentido, se ha dirigido a lo asistentes para pedirles ayuda para que el PP llegue a todos los rincones de la provincia y ha insistido en que él ha aprendido la política “desde abajo” y ha destacado que, tras haber “hecho de todo”, ha aprendido que la mejor forma de hacer campaña electoral es hacerlo “de puerta a puerta, pisando el barro si es necesario”.

En su discurso también se ha dirigido a la situación de Cataluña y ha animado a los asistentes a respaldar el proyecto del PP para defender la unidad de España y acabar “con el intento de golpe de Estado” en Cataluña a través de la Constitución.

En la provincia de Burgos, además de elogiar la gestión realizada por el alcalde de la capital burgalesa, Javier Lacalle, ha apostado por el desarrollo del polígono de Ircio en Miranda de Ebro, así como avanzar en el desarrollo de las comunicaciones y la sanidad en el medio rural.

El presidente del PP de Castilla y León ha señalado que es coincidente del reto que asume como candidato a la Presidencia de la Junta y ha asegurado que sabe qué afronta de cara al futuro y de quien recoge el testigo, del burgalés Juan Vicente Herrera, por lo que ha pedido a lo asistentes que le ayuden “a seguir haciendo historia”.

El presidente del PP de Burgos, César Rico, ha aprovechado la ocasión para elogiar el “gran esfuerzo” de Alfonso Fernández Mañueco para trasladar el mensaje de los ‘populares’ en la Comunidad porque “esto ya huele a elecciones” y ha insistido en que el objetivo fundamental de la organización deben ser las personas.

Rico ha advertido de que, hasta las elecciones muncipales de mayo, queda un “trabajo intenso” por delante, en el que el PP tratará de presentar candidaturas en todos los municipios, y ha señalado que el segundo objetivo del PP debe ser comunicarse con la sociedad para conocer reivindicaciones y poder plasmarlas, si cabe, en el programa electoral. “Hay que estar abiertos a la sociedad”, ha dicho.

La convención provincial del PP de Burgos, celebrada en la Sala Capitular del Monasterio de San Agustín, ha comenzado con la intervención de la presidenta de Nuevas Generaciones (NNGG) de Burgos, Andrea Ballesteros, que ha abogado por que el partido presente, al menos, el mismo número de candidaturas en la provincia que en los pasados comicios municipales, y ha contado también con la participación activa de la alcaldesa de Tordómar y diputada provincial, Inmaculada Sierra, que ha destacado la necesidad de avanzar en cambios que permitan acabar con una legislación “enmarañada” que “choca” con la sencillez que precisan la mayor parte de los asuntos de un pequeños ayuntamientos.

Entre los asistentes a la convención se encontraban también el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, así como lo concejales Gema Conde, Jorge Berzosa y José Antonio Antón, y el viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla y León, Ángel Ibáñez.

No hay comentarios