Las novatadas no serán las protagonistas en la Universidad de Burgos

Así lo han anunciado a través de una nota de prensa.

FuenteRedacción
Novatadas.

La UBU mantiene su compromiso para evitar las novatadas y, para ello, ha iniciado una campaña con el propósito de evitar estas acciones consideradas como conductas reprobables y contrarias a la dignidad de los estudiantes y, en algunos casos, penalmente sancionables.

Las novatadas pueden dar lugar a ilícitos penales con consecuencias jurídicas graves. Este tipo de conductas están penadas en el Código Penal con penas que pueden ser tipificadas como coacciones y amenazas y conllevar prisión sí se menoscaba de forma no legítima la capacidad de obrar libremente y existe un menosprecio a la dignidad, intimidad y el honor de las personas, actos vejatorios que pueden generar delitos contra la integridad física y salud, lesiones y, en algunos casos, delitos contra la libertad sexual, asociables a violencia de género.

Durante el inicio del curso, las Policías nacional y local prestarán un especial seguimiento a estas actuaciones, en coordinación con los órganos de dirección de la Universidad, que también disponen de herramientas para sancionar este tipo de conductas. No hay que olvidar que muchas de estas actividades iniciáticas se producen vinculadas al consumo del alcohol y/o sustancias estupefacientes, lo que lleva la víctima o  al autor de la novatada, a no controlar el alcance final de los hechos que protagoniza, encontrándose con consecuencias finales que no eran las esperadas. En cualquier interacción humana, por muy festiva que sea, solamente son actos consentidos aquellos en los que el consentimiento es absolutamente libre y expreso. Como señala el comunicado remitido ayer por la subdelegación de Gobierno en Burgos “No hay libertad si hay coacción de cualquier tipo o si se está bajo la influencia de sustancias tóxicas”.

En 2015 la Universidad aprobó el protocolo de prevención y actuación frente al acoso sexual y acoso por razón de sexo y la normativa de prohibición de las novatadas que regula y prohíbe las conductas contrarias a la dignidad de la persona. Se trata de una herramienta que da soluciones con las debidas garantías

La normativa de prohibición de las novatadas se aprobó a instancia del Defensor Universitario y del Claustro.

En contra de cualquier tipo de violencia

La UBU se ha manifestado en numerosas ocasiones contra de cualquier tipo de violencia, discriminación o vulneración de los Derechos Fundamentales de las personas. Las novatadas lejos de percibirse como meros ritos iniciáticos asentados en la tradición universitaria, son considerados por la sociedad como conductas reprobables, contrarias a la dignidad de las personas y, en los casos más graves, como hechos constitutivos de infracciones penalmente sancionables por el trato degradante, las vejaciones, coacciones, cuando no lesiones producidas a los alumnos de nuevo ingreso.

Para la aprobación de esta normativa, la UBU siguió las directrices del Consejo de Colegios Mayores de España de 2013 y del Pleno del Senado de 2014 que solicitó la colaboración de las comunidades autónomas e instituciones públicas y privadas para prevenir estos comportamientos y defender y proteger adecuadamente a las víctimas de las novatadas y a sus familias.

Esta normativa justifica la prohibición de las novatadas a los alumnos de nuevo ingreso que comporten vejaciones, coacciones y vulneren la dignidad y señala que se perseguirán las acciones que tengan lugar en cualquier recinto, espacio o instalación de la UBU, así como en sus Residencias Universitarias o Colegios Mayores. La Defensora Universitaria canalizará las denuncias y habrá actividades de sensibilización y concienciación en el campus.

No hay comentarios