Formación y trabajo como fórmula de reinserción social en centros penitenciarios

La Delegada de Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha hecho entrega de diplomas del Servicio Público de Empleo Estatal a once internas de la prisión de Brieva

FuenteEuropa Press
Imagen: Delegación de Gobierno CYL

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha destacado la importancia de la formación y el trabajo remunerado «muy válidos» para conseguir la reinserción social de los internos de los centros penitenciarios.

Así lo ha manifestado Martín tras la entrega a once internas de la prisión de Brieva los diplomas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que acreditan su capacitación para el desarrollo de una actividad laboral dentro del ámbito de la estética.

Según ha destacado la delegada, «esta formación reglada facilita a las internas su inserción en el mercado laboral una vez salgan del centro penitenciario y su reinserción social».

Estos diplomas son títulos oficiales que aseguran que han recibido la formación necesaria en el ámbito laboral para desarrollar estas tareas y tienen plena validez en todo el territorio nacional.

En el centro penitenciario de Brieva se viene impartiendo hace años formación a las internas a través de estos certificados de profesionalidad, y esta es la segunda edición del certificado ‘Servicios de Auxiliares de Estética’.

El año pasado 13 internas se formaron mediante el certificado de profesionalidad de ‘Operaciones básicas de cocina’ y años anteriores se impartió otro de ‘Patronaje y confección’.

Para la delegada del Gobierno, «los centros penitenciarios de las sociedades modernas no buscan castigar al reo, persiguen su reinserción social», y para conseguir este objetivo «la piedra angular» es la aportación que se pueda ofrecer a los internos, y «los valores que se transmiten en el día a día».

Martín ha citado a Dostoyevski cuando dijo que «el grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos», y ha añadido que «en este plural, el masculino está bien traído porque las internas apenas representan el 8 por ciento de la población reclusa en España, una cifra que se acerca a las 51.000 personas».

No hay comentarios