Nissan reconvertirá su planta en una factoría de recambios

Dejará de producir camiones en dos años en Ávila y mantendrá el empleo

De los Mozos (centro) durante la rueda de prensa. (Fotografía de archivo: Europa Press).

Solución de futuro para la fábrica de Nissan en Ávila, que se reconvertirá en una factoría de recambios y dejará  de fabricar camiones en septiembre de 2019. Esta modificación supondrá una inversión de 40 millones de euros y servirá para mantener los 470 empleos. Así lo ha detallado el máximo responsable de la Alianza Renault-Nissan en España, director mundial de fabricaciones y logística del Grupo Renault, José Vicente de los Mozos, que ha explicado que esta propuesta “permite evitar el cierre” de la fábrica tras el cese de la producción del camión NT-400 en septiembre de 2019.

La nueva planta dará servicio tanto a Nissan como a Renault y permitiría mantener el empleo estable en Ávila. “Durante el periodo de análisis para evitar el cierre de la factoría, también se ha estudiado la extensión del modelo NT400 más allá de 2019, pero la opción de actualizar los motores para cumplir con las regulaciones europeas de emisiones, que se han adelantado desde 2023 a 2019, no es económicamente viable”, ha señalado De los Mozos.

La propuesta “aprovecha la fortaleza de la Alianza en la región de Castilla y León, que además acoge otras tres plantas de Renault, dos en Valladolid y una en Palencia”, sin que la factoría de Ávila reste empleo ni producción al resto de la Comunidad.

“Con esta propuesta, la planta de Ávila se puede integrar en el potente polo industrial que ya tenemos en Castilla y León, apoyando la sostenibilidad del nivel de empleo en Ávila”, ha dicho De Los Mozos, que estaba en compañía de Colin Lawther, Vicepresidente Senior de Fabricación, Logística y Compras de Nissan en Europa, y Alan Johnson, Vicepresidente de Operaciones Industriales de Nissan en España.

El principal negocio para la nueva planta una vez finalice la fabricación del camión será “el suministro de piezas de estampación y ensamblaje de carrocerías para Renault y Nissan en toda Europa”, lo que conllevará levantar dos edificios, uno de estampación y otro de almacenaje.

De los Mozos ha dicho que los empleados deben incorporarse al convenio colectivo de las fábricas de Castilla y León, y ha indicado ser consciente de la repercusión que tendrá en los trabajadores en una factoría que produce vehículos desde hace 60 años. Por su parte, Johnson ha señalado que “a través de la Alianza se ha trabajado mucho para encontrar la mejor solución para nuestros empleados y asegurar el futuro de la planta en Ávila”.

“La propuesta -ha añadido- creará un centro de producción global, manteniéndose bajo la dirección de Nissan, y dando servicio a los clientes de Renault y Nissan en Europa, además de que se integraría en el consolidado polo industrial de la Alianza en Castilla y León”.

No hay comentarios

Dejar respuesta