Padres del Bosco de Arévalo prebenjamín intentan agredir al árbitro

El Diocesanos le ganó la liga en el último minuto y algunos progenitores no supieron aceptarlo. Saltaron al campo a intentar golpear al árbitro e incluso al entrenador del Diocesanos cuando intentó mediar.

FuenteRaúl Martín

De nuevo el fútbol base es protagonista desagradable un fin de semana. Ha vuelto a ocurrir un intento de agresión a un árbitro, esta vez en Ávila, donde el Diocesanos y el Bosco de Arévalo prebenjamín se jugaban la liga en la penúltima jornada.

El Diocesanos marcó el 3-2 en el último minuto, logrando el título, algo que padres del Bosco de Arévalo no supieron aceptar y saltaron al campo para intentar agredir al árbitro. Entonces se montó una tangana en la que incluso los mismos padres quisieron golpear al entrenador del Diocesanos y a otros padres cuando intentaron mediar.

Todo ello en presencia de niños de siete años, algunos llorando desconsolados por el vergonzoso espectáculo que estaban presenciando.

Finalmente pudieron alejar a los padres con actitud violenta, también gracias a progenitores del Bosco de Arévalo avergonzados por lo que intentaban hacer sus compañeros.

Los ánimos se calmaron, aunque la Policía Nacional hizo acto de presencia para evitar que fuera a más y tomar declaración a los padres del Bosco de Arévalo que protagonizaron el altercado tras las denuncias presentadas. Hechos que el árbitro también reflejó en acta.

En concreto, recoge que «un grupo de aficionados de aproximadamente quince personas que identifique como seguidores del CD Bosco de Arévalo se acercaron hacia el lugar donde me encontraba en actitud violenta y amenazante, dirigiéndose a mí en los siguientes términos: eres un sinvergüenza, árbitro comprado, llegando a empujarme levemente uno de estos seguidores». Persona que el colegiado identificó con nombres, apellidos y DNI, al que la Policía tomó declaración.

No hay comentarios