Robaban vestidos con bañadores de mujer para ocultar la mercancía

La Policía Nacional detiene a tres jóvenes de nacionalidad rumana, de 19, 20 y 23 años de edad

Foto: Archivo

La Policía Nacional ha procedido a la detención de tres jóvenes de nacionalidad rumana,  de 19, 20 y 23 años de edad, todos ellos con domicilio en la localidad de León, acusados de un presunto delito de hurto. Tras recibir la alerta a través del 091 por parte de un empleado de uno de los establecimientos pertenecientes a una cadena de supermercados, las dotaciones de Policía Nacional acudieron al lugar en unos minutos, sorprendiendo a dos jóvenes en el aparcamiento de la tienda que esperaban a una tercera persona que llevaba el vehículo, por lo que no pudieron huir con el botín obtenido.

Además de los efectos que acababan de hurtar en ese establecimiento y que llevaban encima, los agentes descubrieron que en el maletero del vehículo había multitud de productos, tanto de las secciones de cosmética como de licores, droguería y alimentación.

El modus operandi utilizado en todos los robos era esconder los productos que pretendían sacar de los establecimientos bajo sus ropas, llevando puestos varios bañadores de mujer cada uno.

Esta modalidad delictiva se realiza de manera habitual por varias personas actuando de manera organizada, de tal forma que se distribuyen las funciones, realizando unos la sustracción de los productos que se introducen entre las prendas de ropa, muchas veces preparadas a tal efecto, como en este caso los bañadores de mujer. Al llevar los efectos entre dichas prendas y su cuerpo, como quiera que las mismas son muy ajustadas, no permiten que los productos caigan al suelo pasando desapercibidos al salir por la línea de caja.

Estas personas suelen entrar separadas al establecimiento, realizando compras por poco valor para pasar más inadvertidos, repitiendo la operación en varias ocasiones, en función de cómo observen la presencia de más o menos empleados y de la posibilidad de ser sorprendidos. Varios de los detenidos ya contaban con antecedentes policiales anteriores, habiendo sido detenidos en otras localidades como en León y Oviedo por hurtos en tiendas.

Los productos intervenidos fueron entregados a los responsables de los establecimientos, si bien algunos de ellos eran perecederos y habían perdido la cadena de frío, quedando todavía por determinar la procedencia de otros artículos. La operación ha sido llevada a cabo por la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana en colaboración con la Brigada Provincial de Policía Judicial de Zamora.

Comercio seguro: refuerzo de presencia policial

La Policía Nacional tiene activado un dispositivo especial para reforzar la seguridad y prevenir delitos como hurtos, robos o fraudes. Para ello se ha aumentado el número de agentes en zonas de mayor actividad comercial.

No hay comentarios

Dejar respuesta