El presunto corruptor de una niña zamorana podría tener 40 víctimas

Los padres de la pequeña de doce años detectaron que su hija estaba siendo objeto de abusos sexuales

Tras la operación hecha pública ayer por parte de la Policía Nacional, y concretamente con la participación de 10 agentes de la Comisaría de Zamora, que concluyó con la detención de un presunto pederasta en Murcia, hoy conocemos más detalles de la investigación y de los delitos que se le imputan.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jumilla (Murcia) a un hombre como presunto responsable de un delito de corrupción de menores (grooming) y otro de tenencia y distribución de pornografía infantil. El arrestado captaba a las víctimas a través de las redes sociales y después de ganarse su confianza les solicitaba fotografías de contenido sexual. De esta manera podría haber contactado con al menos cuarenta víctimas en toda España. En el registro efectuado en su vivienda se han hallado dispositivos electrónicos con fotografías y conversaciones de alto contenido sexual con menores.

La Policía Nacional inició la investigación en el mes de marzo cuando los padres de una menor, de doce años, detectaron que su hija estaba siendo objeto de abusos sexuales por parte de una persona no identificada que había contactado con ella a través de una conocida red social. Inmediatamente pusieron los hechos en conocimiento de la Policía Nacional, cuyos agentes localizaron a otra menor con la que también había contactado el autor a través de la citada red y que había sido objeto de las mismas prácticas. El investigado y finalmente detenido residía en la localidad de Jumilla (Murcia).

Temas de actualidad

El modus operandi utilizado era similar en todos los casos. El autor de 25 años, nacionalidad argentina y residente en Jumilla, contactaba a través de la red social con las menores y con la excusa de hablar de temas de actualidad entre los jóvenes, se iba ganando su confianza creando una conexión emocional con sus víctimas que rápidamente derivaba en conversaciones de carácter sexual y solicitud de fotografías íntimas.

En el registro realizado en el domicilio del autor, en una primera inspección superficial de los dispositivos electrónicos encontrados (un teléfono móvil de última generación, un ordenador portátil, un disco duro externo y una memoria USB), se pudo detectar a tres menores más con las que en ese momento estaba teniendo contacto. En un primer análisis de la información obtenida el número de víctimas supera las 40, encontrándose en los dispositivos pornografía infantil y diversos chats de alto contenido sexual con menores.

Tenencia y distribución de pornografía infantil

Tras conversar con las menores y convencerlas para que le facilitaran fotografías desnudas o en ropa interior, el autor distribuía las imágenes a sus amigos, en algunos casos también menores de edad, a través de aplicaciones de mensajería instantánea.

La investigación se ha llevado a cabo por el grupo UFAM de la Comisaria de la Policía Nacional de Zamora con el apoyo de funcionarios del Grupo UFAM de la Comisaría Local de Yecla y Brigada de Investigación Tecnológica de la Jefatura Superior de Murcia que colaboraron en el registro del domicilio del investigado.

No hay comentarios

Dejar respuesta