Zamora guarda silencio ante el Cristo de las Injurias

Enrique Crespo Rubio protagoniza el Juramento del Silencio

Zamora vive hoy uno de los momentos más sobrecogedores de su Semana Santa con la procesión del Silencio, que desde el año 1925 ha sumido a la ciudad en el más profundo silencio colectivo, en señal de respeto y recogimiento. Más de 2.500 hermanos tiñen la Plaza de la Santa Iglesia Catedral de terciopelo rojo, y allí tiene lugar el Juramento del Silencio. Este año tiene el honor de pronunciarlo el médico Enrique Crespo Rubio, tomando el testigo de Luis Jaramillo, después de que el alcalde de la ciudad declinara la invitación por la que, hasta la fecha, los primeros ediles de la ciudad habían protagonizado el acto solemne. Los hermanos, postrados, responden ante la petición: “Hermanos de la Cofradía del Santísimo Cristo de las Injurias, ¿juráis guardar silencio durante el recorrido de esta procesión?’ Sí, juramos”.

En el desfile participan dos grandes pebeteros portados a hombros por hermanos, exhalando incienso durante el desfile. El más antiguo, está coronado por la cúpula de la Catedral y el otro, por la torre del Salvador. Tres hermanos a caballo, con las banderas y tres palafreneros, abren el desfile. Cuatro heraldos, dos al comienzo y dos hacia la mitad de la procesión, hacen sonar sus clarines anunciando el silencio que marca esta procesión.

Tras la ofrenda de silencio y juramento, el recorrido se inicia por la Rúa de los Notarios, Rúa de los Francos, Plaza de Viriato, Calle de Ramos Carrión, Plaza Mayor, Renova, Plaza Sagasta, Santa Clara, Avenida de Alfonso IX, San Torcuato, Plaza Sagasta, Renova, Plaza Mayor, Juan Nicasio Gallego, Calle de la Reina, Corral Pintado y Plaza Santa Maria la Nueva donde finalizará la procesión recogiéndose en el Museo de Semana Santa.

Fotos y vídeos: Víctor Rodríguez Alonso

zamora semana santa silencio 0 zamora semana santa silencio 1 zamora semana santa silencio 2

No hay comentarios

Dejar respuesta