Estudiantes de diseño de interiores de Zamora reformaron el Restaurante Zamora 

El programa de Chicote, Pesadilla en la cocina, contó en la "express" reforma con dos alumnas de este grado 

Fotos: Escuela de Arte y Superior de Diseño de Zamora

Tras un año de espera este jueves se pudo ver la emisión del programa ‘Pesadilla en la cocina’ liderado por el afamado cocinero, Alberto Chicote, en la que un establecimiento zamorano, el Restaurante Zamora, era reformado, y que sin duda, daría mucho que hablar. 

Y dicho y hecho. Después de su emisión el programa de la capital del Duero ha batido récords de audiencia por el carácter de Sole y sus discusiones con Chicote, tras mandarle la zamorana “de paseo”. Y es que una vez que se desvelaron los entresijos que hicieron abandonar a Chicote por primera vez en la historia del programa uno de sus restaurantes, ayer también se desvelaban algún secretillo más que hace un año se llevaba a cabo.

Un gran secreto guardado por el propio programa durante un año y por la Escuela de Diseño de Interiores de Zamora. Y es que, ayer se hacía público que las alumnas de 4º curso de Grado de Diseño de Interiores, Raquel Nieto González y Eva Sáiz Díez, tuvieron la oportunidad de participar en la reforma completa del Restaurante Zamora del programa Pesadilla en la Cocina.

Asimismo, La Escuela de Arte y Superior de Diseño de Zamora agradecía al equipo del programa que facilitara la experiencia que las alumnas pudieron disfrutar, y sobre todo agradecieron a Enrique Barrera (arquitecto, diseñador del estudio In Design We Trust, y autor de los proyectos de reforma en Pesadilla en la Cocina) y a todo su equipo el magnífico trato que recibieron, así como la oportunidad de aprender en directo de una “obra de reforma exprés de Diseño de Interiores”.

Una obra de diseño en menos de 72 horas. “Fue una carrera a contrarreloj, menuda experiencia”, explicaba Eva Sáiz, una de las estudiantes encargadas de la reforma. En este sentido, Sáiz contó que “no faltó nada, ni herramientas, ni confianza, ni música para animar las horas, además de un gran trabajo en equipo. No sólo hemos aprendido lo que es una reforma megaexpress, hemos aprendido lo importante que es sincronizar todo un equipo a una”.

Sin duda, una obra cuyo objetivo era serenar el local con materiales tradicionales como el barro, la madera, el acero, el esparto, el cáñamo… pero todos utilizados con un lenguaje actualizado. Un restaurante que cambió su aspecto inmediatamente gracias al equipo de Pesadilla en la Cocina y La Escuela de Diseño y Arte Superior de Zamora convirtiendo de este modo el Restaurante Zamora en un local con un aire “un tanto medieval que le aproxima asu entorno”.

En definitiva, un trabajo “agotador, pero una experiencia increíble”, señalaban las alumnas implicadas en la obra, que aunque no consiguiese el objetivo final de Chicote, su reapertura definitiva con esta nueva imagen, ha conseguido que estas alumnas se hayan implicado en un trabajo como este, a contrarreloj, enseñándoles como trabajar en equipo.

zamora-resaturante-zamora-reforma-5zamora-resaturante-zamora-reforma-2zamora-resaturante-zamora-reforma-4zamora-resaturante-zamora-reforma-1zamora-resaturante-zamora-reforma-3

No hay comentarios

Dejar respuesta