Sole, la auténtica ‘pesadilla en la cocina’ de Chicote

"Lo he intentado, pero de donde no me quieren, me tengo que ir". Así se despedía el afamado cocinero de Zamora

La expectación creada en los últimos días llegó a su fin. Chicote llegaba a Zamora, una ciudad impregnada de historia y recorrida por el Duero para conseguir relanzar el Café Zamora, pero la situación fue tensa desde el primer momento.

La dueña Sole dejó en los primeros instantes muestras de su gran carácter. “No bajo a la cocina para no ponerme de mala hostia”, recriminaba en el inicio del programa a sus empleados, el problema de que el negocio no siga hacia adelante.

A su llegada, Chicote se encuentra con una cartelería “cutre” y traducciones “super locas”. Además, en la prueba de la comida, el cocinero televisivo pidió una tradicional arroz a la zamorana “echa en cinco minutos”, habones a la sanabresa “fríos” y un “cod the tranca”, una original y peculiar tradición en inglés del bacalao a la tranca.

Tras ello, Chicote acude a ver el servicio y su forma de trabajar y ante los grandes gritos que se ocasionan en las horas de las comidas y el jaleo que se produce en el local decide dar un servicio solo con los empleados, los cocineros Yelena y Jonathan y las camareras Ángela y Ana.

Sin Sole en la cocina todo va mejor y los clientes se sienten satisfechos con el Restaurante Zamora. Pero Sole vuelve y consigo la tensión entre los fogones.

La dueña ante la insistencia del cocinero se compromete a cambiar y juntos acuden a ver la reforma que Chicote y el programa han realizado tanto en el exterior como en el interior del establecimiento zamorano. Una nueva imagen, que sin duda, atraería a más clientes.

Pero a pesar de todos los cambios, el primer día del nuevo Restaurante ‘El Zamora’ y con una nueva imagen y carta de productos muy zamoranos como los garbanzos de Fuentesaúco, lo que no ha cambiado es el carácter de Sole. La dueña del local sigue con “terquedad e intransigencia” siendo la auténtica pesadilla de Chicote, que harto de la zamorana le espeta: “Si quieres que me vaya ya, yo te dejo tranquila, ¿eh?”. A lo que Sole le reta y le dice: “Yo no he dicho lo contrario”.

Ante estas palabras, el cocinero decide abandonar la reapertura del local zamorano “lo he intentado, pero de donde no me quieren, me tengo que ir. Como Sole no cambie esto no va a servir para nada” Con estas palabras, y muy disgustado y frustrado por la incorregible cabezonería de Sole, el afamado cocinero Chicote abandonaba la capital del Duero, Zamora.

No hay comentarios

Dejar respuesta