Valderaduey estrena ‘Luz de Soledad’, con Elena Furiase y Laura Contreras

La película narra los inicios de las Siervas de María

El pasado mes de octubre se estrenó a nivel nacional Luz de Soledad, una película que llega ahora a nuestra ciudad de la mano de Goya Producciones, una compañía española que se ha convertido en un referente mundial en contenidos audiovisuales con valores. En esta ocasión, el filme, dirigido por Pablo Moreno, aborda la vida de Santa María Soledad Torres Acosta, que en el siglo XIX fundó en Madrid el instituto religioso de las Siervas de María (Ministras de los Enfermos).

En Zamora se proyectará en los Cines Valderaduey. El estreno será el viernes 4 de noviembre en un pase especial a las 19 horas, y en ese mismo horario estará todos los días hasta el jueves 10. En el reparto destacan los papeles interpretados por Laura Contreras, Elena Furiase, Lolita Flores, Carlos Cañas y Raúl Escudero.

Sinopsis

Olga es hija única y debe encargarse de cuidar a su padre, D. Arturo, un hombre irascible y de carácter duro que sufre una enfermedad. Agobiada por su trabajo en el bufete de abogados, necesita a alguien que le cuide de noche y recurre a la última persona a quien su padre querría ver: Sor Inés, una monja Sierva de María.

La película narra los inicios de las Siervas de María, una institución religiosa originada en Madrid en 1851 por inspiración del sacerdote Miguel Martínez y que Soledad Torres Acosta guió en su desarrollo y expansión hasta su muerte en 1887. Son años difíciles en los que Madre Soledad y sus Siervas de María se enfrentan a revoluciones, epidemias y persecuciones religiosas. Soledad Torres Acosta fue canonizada por el papa Pablo VI en 1970.

La realidad detrás de la película

En 1915, a petición de las propias Siervas de María, el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de España aprobó el primer plan de estudios para la obtención del título de enfermera. En junio de ese mismo año, 36 Siervas de María fueron las primeras enfermeras tituladas en España, tal como explica el Ilustre Colegio de Enfermería de Madrid.

La congregación de las Siervas de María fue fundada en 1851, en un momento crucial de la Historia de la Iglesia y de la asistencia sanitaria. El rasgo característico entregado a Madre Soledad y a su familia espiritual es el carisma de “asistencia a los enfermos”, una asistencia esmerada y gratuita, ejercida principalmente en los propios domicilios.

Las Siervas de María estuvieron presentes en Zamora desde finales del siglo XIX hasta 2005 en la casa adyacente a la iglesia románica de Santa María Magdalena, de cuyo cuidado se encargaron durante todos esos años, desde que en 1891 se la cediera para su uso el entonces obispo diocesano, Tomás Belestá, tal como revela con todo detalle el sacerdote Miguel Ángel Hernandez en su investigación En defensa de los sagrados intereses. Historia religiosa de la diócesis de Zamora durante la restauración (1875-1914).

Una Sierva de María ilustre en Zamora fue Sor Dositea Andrés, a la que la ciudad dedicó una calle en el casco antiguo. Nacida en Cheste (Valencia) en 1863, llegó en 1903 a la comunidad de la congregación en Zamora, donde se dedicó al cuidado de los enfermos hasta que la epidemia de gripe que asoló a España la sorprendió en 1918, falleciendo contagiada, dando su vida en el servicio caritativo, según informa la propia congregación. Su hermana de comunidad Sor Perfecta Temiño consiguió sobrevivir a la epidemia y continuó cuidando a los convalecientes en el Castillo de Zamora.

No hay comentarios

Dejar respuesta