La huelga de deberes desata la polémica

Alberto Castro, delegado de la Junta en Zamora: "No es un buen ejemplo decir a los hijos que no hagan los deberes"

La «huelga de deberes», convocada por Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) para los fines de semana del mes de noviembre, comienza esta semana con el objetivo de reivindicar la recuperación del tiempo libre de los alumnos y sus familias y pedir su eliminación total.

Esta acción forma parte de la campaña «En la escuela falta una asignatura: Mi tiempo libre», presentada por esta organización de padres el pasado mes de septiembre.

En Zamora la polémica mantiene dividida a la comunidad educativa. Hoy mismo el delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, se pronunciaba al respecto: “No es un buen ejemplo decir a los hijos que no hagan los deberes”, aseguraba el delegado, quien sostiene que “hay otros canales de comunicación con la Consejería de Educación, no hacen falta demostraciones de fuerza”.

El representante de la Junta en Zamora subraya, además, que los proyectos educativos de cada centro “están dentro del sentido común, y guardan una correlación”, y que admeás cada proyecto educativo cuenta con libertad de desarrollo.

Sin embargo, desde Ceapa aseguran que «se trata de dar prioridad a las actividades familiares y si los profesores se niegan a apoyarla, son ellos los que invaden un tiempo que no les corresponde», ha firmado el presidente, José Luis Pazos.

Desde que esta organización diera a conocer el pasado 22 de septiembre su campaña, Pazos ha afirmado que Ceapa ha recibido «muchísimos» correos electrónicos de padres de estudiantes para pedir información al respecto, resolver dudas o mostrar cierta inquietud sobre cómo va a encajar el profesorado su negativa a hacer los deberes.

«Tenemos expectativas muy buenas», ha asegurado el presidente de esta organización sobre la huelga y espera, además, que el debate sobre los deberes «llegue muy lejos» esta Legislatura porque, a su juicio, «cuando se habla de deberes, se habla también del modelo educativo».

Sobre la iniciativa de Ciudadanos registrada en el Congreso de los Diputados para racionalizar las tareas extraescolares, Pazos la rechaza porque «permite institucionalizarlas, de manera que les da un soporte legal que ahora no existe». «Es un camino equivocado porque de lo que se trata es de cambiar el modelo de enseñanza», ha añadido.

Para el presidente de Ceapa no hace falta irse a otro país (Francia o Finlandia) para conocer cómo sería un sistema sin deberes. A su juicio, hay modelos de éxito en España en la pública y en la privada: «Hay centros que trabajan sin libros, sin deberes incluso sin exámenes y los alumnos aprenden y también llegan a la Universidad».

En el marco de la campaña se ha creado la página web www.educacionsindeberes.org, un espacio que aloja el vídeo protagonizado por un caracol que simboliza a los estudiantes y está cargado con una gran mochila llena de libros. «Tengo derecho a jugar, pensar, aburrirme, a disfrutar de mi infancia y mi adolescencia. Los deberes me lo impiden» o «Mi jornada laboral es más extensa que la de un adulto» son algunas de las quejas del protagonista animado.

Los profesores, en contra
La iniciativa la ha rechazado el sindicato docente ANPE porque, a su entender,«cuestiona la labor del profesorado y atenta contra la libertad de cátedra y el principio de autonomía pedagógica y organizativa de los centros».

También la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), mayoritaria en la red concertada, ha criticado esta campaña y ve «increíble» que Ceapa «aliente» a las familias a que sus hijos «no cumplan con sus obligaciones educativas, entre las que se encuentran los deberes».

No hay comentarios

Dejar respuesta