Los niños de Monfarracinos, preparados para salvar vidas

La Diputación Provincial de Zamora organiza una serie de charlas formativas y prácticas sobre reanimación cardio pulmonar

La Diputación Provincial de Zamora, junto a con los responsables del Plan Nacional de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) en la provincia, y con motivo del Día Europeo de Concienciación ante el Paro Cardiaco, organiza una serie de charlas formativas y prácticas, con la finalidad de enseñar a adolescentes y a la población en general, cómo reaccionar ante una emergencia de parada cardiorrespiratoria en cuatro simples pasos, pero que salvan vidas: llama al 112, bombea; descarga (con el desfibrilador), y sonríe.

Esta campaña, bajo el título “Los niños salvan vidas”, pretende enseñar y practicar este tipo de maniobras en varias localidades de la provincia, utilizando muñecos de simulación, para aprender y saber cómo reaccionar ante una situación de este tipo.

La Diputación pretende acercar este año la RCP a la población rural, la más vulnerable en caso de emergencia, y por ello a la charla impartida en Monfarracinos, que ha contado con la asistencia de a presidenta, Mayte Martín Pozo, se sumará la prevista mañana en Camarzana de Tera; el miércoles, en Corrales del Vino; y el jueves, en Muga de Sayago. En todas ellas estará presente personal médico de la UCI del Complejo asistencial de Zamora.

Se trata de que los ciudadanos del mundo rural que no tienen acceso rápido al sistema sanitario sepan cómo reaccionar en el caso de encontrarse en una situación de parada cardíaca que afecta a alguien de su entorno, y mentalizarlos de lo importante que es una rápida actuación al respecto.

Este año, con el lema “Los niños salvan vidas”, la campaña pretende resaltar que siguiendo las pautas con una mínima formación hasta un niño las puede realizar.
La Diputación de Zamora quiere sumar para conseguir ese récord del mundo en RCP, con el propósito de salvar vidas en el medio rural y donde los niños sean los protagonistas, como ejemplo de política social igualitaria y en positivo.

zamora-monfarracinos-diputacion-reanimacion-4 zamora-monfarracinos-diputacion-reanimacion-3 zamora-monfarracinos-diputacion-reanimacion-2 zamora-monfarracinos-diputacion-reanimacion-1

Adquisición de desfibriladores

La Diputación de Zamora, ante la necesidad de dar respuesta a una posible situación de emergencia cardíaca dentro de sus centros de trabajo, ha adquirido tres desfibriladores externos semiautomáticos (DESA), convirtiendo así los de trabajo es espacios cardioprotegidos.

Los espacios cardioprotegidos son aquellos que cuentan con un desfibrilador, y personal formado para su manejo.

Los tres desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) se encuentran en el Palacio Provincial, Edificio las Arcadas y Pabellón de deportes, que se suman al también disponible en la Residencia Virgen del Canto de Toro.

El DESA es un aparato electrónico portátil que diagnostica y trata el paro cardiaco por fibrilación ventricular, con el único tratamiento efectivo que existe: un choque eléctrico.
Está pensado para ser utilizado por personal no sanitario, de tal forma que siguiendo sus instrucciones se puede utilizar con total seguridad, tanto para la persona que sufre la parada cardiorrespiratoria, como para el reanimador que se encuentra manejándolo.

Del mismo modo, la Diputación ha programado tres cursos de formación teórico- prácticos para un total de 24 funcionarios (8 por curso), con una carga lectiva de 8 horas, para formarlos en su uso adecuado.

Actividades de salvamento

Paralelamente, desde el Área de Deportes de la Institución Provincial se realizan una serie de actividades en centros escolares en colaboración con la Delegación Provincial de Salvamento y con el Club Salvamento Dragones.
Esta temporada se han dado charlas de primeros auxilios (RCP y primeros auxilios básicos), promoción de nuestro deporte así como del salvamento en su vertiente tanto profesional como deportiva a los alumnos de 1º de bachillerato del IES González Allende de Toro; 4º de Eso y 1º Bachillerato, del IES León Felipe de Benavente; y de 1º a 6º de primaria del CEIP Hospital de la Cruz de Toro.

No hay comentarios

Dejar respuesta