Mercadillo solidario para concienciar y visibilizar la anorexia y la bulimia

La aosciación expone que una de cada diez adolescentes se trata de forma correcta en esta enfermedad

Se van acercando las Navidades y con ella, muchas son las organizaciones que aprovechan esta época para realizar actividades solidarias. Es el caso de la Asociación Zamorana contra la Anorexia y bulimia, Azayb. Una asociación que anualmente, y siempre en estas fechas, organiza un mercado solidario para recaudar fondos, pero sobre todo, para “concienciar, sensibilizar y dar a conocer estas enfermedad, la anorexia o bulimia, que siempre ha estado presente pero que ahora tienen una mayor visibilidad.

Por ello, el claustro del Colegio Universitario acoge los próximos días 25, 26 y 27 de noviembre esta tradicional iniciativa que pone a la venta objetos donados por parte de entidades o simplemente por “gente anónima”. Los objetos donados serán bastantes baratos, “no es el viernes negro pero algo parecido, más nuestro y más español”, explicaba Victoria López, psicóloga de la Asociación Azayb.

Además, la asociación quiso agradecer a las instituciones públicas como al Diputación de Zamora y La Fundación Científica de Caja Rural su apoyo, además de a las empresas y voluntariados anónimos. El horario del Colegio Universitario para el mercadillo solidario será el viernes de 17.00 a 21.00 horas y el sábado y domingo de 11.00-14.00 horas y en horario de tarde de 17.00-21.00 horas.

Y es que este mercado solidario es una fuente más de ingresos para la asociación, además de contar con una gran acogida por parte de la sociedad zamorana, que en algunas ocasiones desconoce la verdadera importancia de esta problemática que en vez de irse reduciendo cada vez cuenta con más casos y en edades más tempranas. Por otro lado, la Asociación AZAYB ha pedido esta mañana más recursos asistenciales para tratar a las jóvenes afectadas por una enfermedad “muy dolorosa y difícil de reconocer por el propio paciente y por su familia” que definieron como “una forma de morir”, ya que “falta formación entre los profesionales, faltan medios, los jóvenes solo reciben tratamiento cuando están muy mal”. Y es que en Zamora, donde no hay una unidad específica para esta dolencia, ya que se encuentra ubicada en Burgos, las jóvenes afectadas son ingresadas con los enfermos de psiquiatría, algo que no ayuda mucho en su curación.

Asimismo, un estudio realizado por Alba Molinero, estudiante de sociología e integrante de AZAYB, refleja que al 38% de los estudiantes de tercero de la ESO no les gusta su cuerpo y el 7% no les gusta nada, además, el 8% estaba haciendo dietas. “Esto se erige como caldo de cultivo y es la antesala a sufrir esta enfermedad”, finalizaba Molinero.

No hay comentarios

Dejar respuesta