Las carreteras de Zamora se cobran 16 vidas este año

El 80% de accidentes se concentran en carreteras nacionales y secundarias y tienen como causa las distracciones al volante y el exceso de velocidad

Las carreteras de la provincia de Zamora se han cobrado 16 vidas en lo que va de año 2016. Así lo ha destacado el jefe provincial de Tráfico, Luis Bermúdez, en la concentración del ‘Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico’, que por undécimo año consecutivo se celebra bajo el auspicio de la Organización de Naciones Unidas, y que pretende ser un homenaje a aquellos que perdieron su vida en la carretera.

La cifra de fallecidos en las vías interurbanas de la provincia es idéntica a la del mismo periodo de 2015, si bien asciende a 19 tomando en cuenta los fallecidos dentro del casco urbano (frente a 21 de 2015). Una cifra inasumible, a juicio del subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, ya que “una sola víctima es mal resultado”. En Castilla y León se ha producido un ligero descenso, de 134 a 118, mientras que en el conjunto de España repunta un 2%, pasando de 1.015 víctimas mortales en 2015 a 1.038 en 2016.

Por ello, aboga por concienciar a la población a través de pequeños pasos, con actuaciones preventivas, para lograr que la cifra vaya descendiendo.

En el mundo mueren 1,2 millones de personas y otros 50 millones sufren lesiones a consecuencia de los accidentes de tráfico, por no hablar de la repercusión que tiene en el entorno laboral, familiar y personal. Sólo en España se registra un fallecido cada 5,5 horas por esta causa.

En la provincia de Zamora, el 80% de accidentes se concentran en carreteras nacionales y secundarias, tal y como ha confirmado García Bermejo. La causa, en la mayoría de los casos, las distracciones al volante y el exceso de velocidad. Y en el caso específico de la provincia no se puede olvidar la incidencia de la fauna salvaje en el número de siniestro registrados. A este respecto, el subdelegado insiste en la “cooperación por parte de todos”, y apunta a que una buena solución que contribuya a paliar el problema es la señalización vertical, algo que “está en nuestra mano, y actuaremos”. También destaca la “cooperación institucional y la sensibilidad que está teniendo la Junta en nuestra provincia” para incrementar la gestión cinegética en los entornos de las vías más afectadas.

No hay comentarios

Dejar respuesta